miércoles, 12 de diciembre de 2007

Rilke, La nostalgia.... (esa cosa que nos va tomando por sorpresa)

Siempre Rilke, se me atraviesa, desde que escuché a Bert Hellinger nombrarlo, el tema es la forma en que nos toma la tristeza en nuestra vida, llega, lenta, profunda, no asusta, y se quiere quedar...

Poemas tempranos
(1899)

Ésta es la nostalgia: morar en la onda
y no tener patria en el tiempo.
Y éstos son los deseos: quedos diálogos
de las horas cotidianas con la eternidad.

Y eso es la vida. Hasta que de un ayer
suba la hora más solitaria de todas,
la que sonriendo, distinta a sus hermanas,
guarde silencio en presencia de lo eterno.
Berlín-Wilmersdorf, 3 de noviembre de 1897.

Resultado de imagen para la nostalgia

sábado, 8 de diciembre de 2007

Escribir como una forma de Sanación Interna V


Inicié un camino en esto de escribir para sanar, primero con mi terapeuta Martha Beato, en el proceso de vida que se inicia cuando hemos hecho lo imposible por mejorar algo que nos dice que ya esta muerto, y luego entre los cursos con Hellinger, con Laura Rincon Gallardo en el trabajo del niño interno, con las enseñanzas de Jirina Prekop.


En todo eso, encontré herramientas superpoderosas, que en poco tiempo me han llevado a recorrer mis emociones y legitimar lo que el cuerpo siente y la boca calla. No siempre fui así de gorda, cachetona si, pero es un cuento largo y voy a contarlo en partes, porque en esto de revisar mi vida con mi terapeuta, encontré por donde se inicia todo...

Así comenzó el proceso de sanación... Escribir un diario, de al menos tres páginas fue la tarea, no importa si no tienes nada que escribir, solo escribes "no tengo nada que escribir" N veces hasta que algo surge, algo importante, no importa si es negativo lo que sale, lo que importa es lo que sale y que lo dejes salir sin juicio. Sin cambiarlo, solo lo que viene a la cabeza...

Julia Cameron dice "A pesar de que en ocasiones estas páginas son coloridas, a menudo son negativas, fragmentarias, con un tono de autocompasión, repetitivas, tartamudeantes e infantiles, enojadas e insulsas, inclusive tontas, (na'guará) NO IMPORTA!!!".

El asunto es que hay que iniciar por algún lado, y a mí se me ocurrió que por mi nacimiento y salió algo así:

"Soy la primogenita, tal vez por eso tengo que pagar un precio...


Nací por forceps, antes de tiempo, siempre adelantada dicen por ahí, mi mamá se vio muy mal, casi se muere, y luego estuve e incubadora porque me dio bronconeumonia. Así es que de vez en cuando necesito una incubadora, alejarme un poco del mundo y de la gente, debe ser ese mercurio retrógrado que me cae en la cabeza del trabajo y me obliga a recluirme porque mi cuerpo lo necesita de vez en cuando.


Pero ese es otro tema... naci en La Victoria, Estado Aragua, nada que ver con toda la familia, o son de Lara o son de Miranda, pero yo vine a nacer en Aragua... y luego a losdos años se udaron a BArquisimeto, y solo duraron un año, y uego se mudaron para turmero, casa que recuerdo su ventana donde mi abuela me sentaba a mirar la calle, entre los dos y tres años, hasta que nos mudamos a Charallave desde los tres hasta los ocho que nació mi hermano.

No es tan sencillo ser hija única por ocho largos años de soledad, de jugar sola, de hablar sola, de inventarme historias, porque mis padres tenían que ir a trabajar y mi abuela que me cuidaba le tocaba hacer oficios en la casa...

Recuerdo vividamente mis tres años cuando me perdí en el auditorio donde mi madrina Aura se estaba graduando, recuerdo ver gente muy grande a mi alrededor que no conocía, y el miedo se instaló desde pequeña a las multitudes, me asfixio, me angustio, me paralizo y me da ansiedad, casi pánico... así crecí, jugando sola con una familia de muñecos, barría la casita y les hacía comidita, algo que aprendi de mi abuela, quien me dejaba jugar algunas veces con masa de arepas para "mis niñitos" 

Recuerdo vagamente algunas casas de mi infancia, la de Charallave especialmente, en la calle Ramón Figuera, todavía existe, allí me inscribieron en una escuelita de enfrente con la Srta Alicia para aprender las letras, por ahí por los cuatro años, una mujer encantadora, recuerdo su mano suave llevando la mía para dibujar las letras, hace poco me la conseguí en la calle y la reconoci, la abracé, está ya viejita, nunca se casó...

En esa misma casa, recuerdo que mi mamá tenia un jeep de lona, porque trabajaba en una escuela rural, y ansiaba irme con ella porque había un campo con mucho monte, y experiencias por recorrer, tenía un amiguito que me enseñó a pisar las chapas de pepsi y hacerles huequitos, y con cajas de fosforos grandes, hacíamos carritos que podían correr en el barro...

Era un monte hermoso, se llamaba El Loro, cerca de San Casimiro, había en verano monte con espigas, (será por eso que me gusta la tonada de las espigas de Simon Díaz), las colectabamos para hacer mazos para ramos de flores y adornar la mesa.

Era una vida sencilla, y de cualquier cosa teníamos permiso de hacer un juguete, me sentía libre, podía embarrialarme sin que me regañaran porque cuando llovía todo era un barrial...

A veces sueño con poder hacerlo algún día de nuevo, es una sensación de libertad absoluta, cuando tuve mis hijos, se lo permití, jugar con tierra, mojarse en la lluvia, jugar con una botella plástica de pepsi les gustaba más que una pelota... hermosos momentos de mi vida y de mis recuerdos...


Disfrutaba bailando, me encantaba bailar, me imaginaba que era una bailarina de ballet clásico, cosa que no pude ser porque tenía contextura "gruesa" mis huesos no eran finos ni delicados, así que bailaba al son de un picó (tocadiscos) el ritmo del Twist, me encantaba el twist, me ponía una falda ancha que me hicieron y a menear esa cintura, agachadita, pero con la música clásica me pasaba que me imaginaba tocando algún instrumento de esa orquesta, mi mamá tocaba el cuatro y el qunto, mi papá también, tengo el vgo recuerdo de verlo tocar la guitarra, ellos eran serenateros, asi se conocieron en Carora, asi la enamoro mi papá con una canción que me encanta, Dulce Aventura de Leo Marini  ahhh Carora de mis amores...  "

Anímate, inicia tus propias páginas, no hay reglas, solo escribe, y si te fastidias, pásale el corrector ortográfico de Word, sin juicios, deéjate llevar por esos recuerdos...


Les dejo la canciòn de Leo Marini...
Disfruta la letra... hermosa letra para enamorar...

El Viaje del Hèroe dentro de nosotros

Tomado desde la web... El viaje del Héroe , conocido como monomito, es un esquema narrativo ideado por Joseph Campbell (1904-1987), un profe...