martes, 5 de septiembre de 2017

A veces me pregunto cosas...

A veces me pregunto cosas.....,

Mi abuela materna, Tacha, salio de Guarimure, un lugar que ni siquiera aparece en el mapa de Venezuela, más allá de Carora, más allá de Puente Torres...(hoy en día es donde se encuentra industrias Pomar) a trabajar en casas de familia, para darle medio a mi mamá para que fuera a "la Normal"...,

Mi papá recorría varios kilómetros desde donde era la hacienda donde trabajaba su papá sembrando, con un burro y una carreta llena de verduras para venderla en el mercado de los Teques, ...

Y nosotros, venimos del barrio los Sin techo, calle Los Cármenes, segunda transversal del Cementerio, allí llegamos a vivir desde mis 5 a 8 años, estudié en la Prudencio Diez por situaciones personales de mis padres y su economía. De hecho, se nos cayó el techo de la casa hiriendo a mi mamá y a mi.

Eso fue un impulso para ellos, mis padres, el querer salir de allí y darnos una mejor educación, un mejor lugar donde vivir, que no se nos cayera encima otro techo a Fran y a mi, es una larga historia que inició en Carora, La Victoria (donde nací), Barquisimeto, Turmero, Villa de Cura, siguió con Pro Patria, Casalta, Barquisimeto de nuevo, etceteras, hasta llegar al Valle, un año en cada pueblo, en cada ciudad, en cada casa, no hay mucho tiempo para establecer afectos.

Y a veces me pregunto, ¿qué cosas nos impulsan al ser humano, a hacerlo diferente?, y para mi, no es la lógica, es algo que se nos mete por dentro, pero que no podemos dirigir, ni provocar ni cambiar a menos que eso pase por dentro.

Así, toda ayuda, por muy buena que sea, por muy derechos humanos que se exijan, por muy buenos ayudándolos a superarse, por muy bueno que sea el gobierno y todas las organizaciones humanitarias, no ocurre nada, hasta que "Eso" se nos mete por dentro y comenzamos a hacerlo diferente, quizás es un instante, un segundo donde ocurre algo que nos mueve.

Esta es mi manera de honrar a mis padres, y lo que sea que nos metieron en el Alma a Fran, a Juan y a mi, la gratitud por la vida se me queda corta, y a veces quizás no se expresarla en esa magnitud que me llega algunas veces como hoy y me toma...

Quizás por eso en lugar de quejarme, agradezco lo que pasa, o en lugar de esperar que otro me ayude, me muevo, no lo se... pero tiene que ser esa cosa que se nos mete por dentro y nos toma el Alma.

Aqui, mis viejitos, de donde vengo, ellos tienen ese secreto de meternos algo por dentro que nos cambia la vida, siguen juntos por encima de las adversidades.

Al teléfono, papá esta hablando con Juan Carlos el hijo que se les fue lejos, mi hermano menor, también buscando mejores horizontes, ella se quita una lagrimita para que no veamos que llora porque su hijo no esta aquí...

sábado, 2 de septiembre de 2017

Cuando la vida no nos deja mirar el mundo

Una amiga, me hizo reflexionar sobre lo que significa vivir en la inmediatez.

En año y nueve meses me ha tocado resolver y no mirar más allá, no he podido mirar el mundo, como ella dice, o como ella lo ve.

La vida y su preservación solo me dejó mirar el instante, mirar solo el presente, el aquí y resolverlo...

Ahora... ahora no se.. igual agradezco aprender a estar en el presente, viviendo un minuto a la vez, me ha hecho consciente del crecimiento de mis plantitas, del sol que cada mañana entra por mi balcón, de cuanto me gusta mi cobija, de lo que me tengo que inventar para hacer mercado, de lo creativa que me he vuelto no solo al preparar arepas con fororo, ahora soy consciente de la forma en que doy las clases, de mis emociones cuando las tengo, de mi cuerpo y sus ganas de dormir la tristeza larga. 

Hoy sigo reflexionando sobre esto... y me doy cuenta que solo he podido mirar lo que toca en la inmediatez, en ese segundo que nos cambia la vida...

A la inmediatez no la eliges, yo no la elegí, pero me ha hecho muy consciente hasta de mi respiración, y si agradezco este aprender sobre "La Presencia", hasta hoy me doy cuenta de su significado, y si, hoy elijo con consciencia, esto que vivo, aún falta un poco para poder mirar el mundo...

En la inmediatez, no hay planes a futuro, porque el presente te absorbe. NO hay programaciones ni a corto, ni a mediano ni a largo plazo. 

La inmediatez ocurre en un segundo donde la vida cambia y no se piensa en el futuro porque hay que ocuparse de inmediato.

Luego pasa la crisis de la inmediatez, y aunque reflexionas sobre hacerlo como tu amiga dice, hay una sapiencia interior que "te toma" y no te deja pensar.

Y no, no estoy en la era de la inmediatez, esa que es diferente y elijo creer que mi amiga se refería a este tipo de inmediatez, en la que dejas todo para última hora y no te da tiempo de hacerlo con excelencia.

En la inmediatez una vida se va, y tienes que resolver lo que sigue, y de veras que casi a un año de tu partida, aún no se lo que significa en mi corazón tu partida, no puedo interpretarlo siquiera, solo se siente el dolor aún allí y a veces no se cómo manejarlo.

No importa que tenga los conocimientos que tenga sobre el tema de la muerte, cuando se acerca a un ser querido, se nos olvida todo, y primero esta el amor, y luego esta el cómo se vive si ya no puedo pedirte la bendición y escuchar tu voz cuando me la echas...

Te extraño... extraño tus constantes reclamos por mi forma de ser... 

Ya casi se cumple un año... 

Me he negado a dejarte en el mar... 

....

A un año de tu partida...
Aún ando en la inmediatez... 









El Viaje del Hèroe dentro de nosotros

Tomado desde la web... El viaje del Héroe , conocido como monomito, es un esquema narrativo ideado por Joseph Campbell (1904-1987), un profe...