miércoles, 19 de julio de 2017

Un buen artículo de la Dra. AMY MYERS: La Clave está en la Tiroides


La Clave está en la TIROIDES


Dra. AMY MYERS

¿Por qué es tan importante tu tiroides?

Cuando tu funcionamiento tiroideo es malo, te sientes pésimo. Cuando es óptimo, te sientes fantástico: revitalizado, lleno de energía, optimista.

¿Cómo puede una pequeña glándula tener efectos tan diversos?¿Qué le da a tu tiroides tanto poder?

Tu tiroides es absolutamente crítica para cada célula de tu cuerpo. Las células tienen un receptor de hormona tiroidea, lo que significa que ninguna célula puede funcionar sin ella. La hormona tiroidea es como la gasolina para tu auto; necesitas un flujo constante para alimentar cada célula.

La glándula tiroides está en el centro de la compleja red de comunicaciones que incluye:

-- tu hipotálamo, 
-- tu hipófisis,
-- tu tiroides y 
-- finalmente cada una de tus células.

Este sistema involucra múltiples ciclos de comunicación, creando un flujo constante de información para que, de nuevo, cada una de tus células reciba exactamente la cantidad correcta de hormona tiroidea. La red se llama sistema de SEÑALIZACIÓN de la tiroides .

Este sistema interactúa con todas tus demás hormonas, incluyendo las hormonas de estrés, las sexuales y todas las que permiten a tu cerebro procesar pensamientos y emociones.

Cuando tu tiroides está mal, no procesas el estrés adecuadamente; tu desempeño sexual puede verse mermado de muchas formas distintas: deseo sexual disminuido, desempeño sexual perjudicado, irregularidades menstruales, dificultades para embarazarse o conservar un embarazo.

Tu cerebro también se ve afectado: la disfunción tiroidea tiene un impacto en tus niveles de

-- ansiedad y depresión y
-- tu habilidad para pensar, recordar y concentrarte.

Cuando tienes muy poca hormona tiroidea :

- Sueles sentir frío y es posible que no sudes. 
- Puedes estar constipado. 
- Subes de peso o no puedes perder peso.
- Desarrollas niebla mental: lapsos de memoria, dificultad para concentrarte. 
-Puedes sentirte desmotivado y apático. Luchas contra la fatiga. - Duermes mucho más de lo usual. 
- Puedes deprimirte o tener cambios de estado de ánimo. 
- Se te cae el cabello. 
-Tu piel se siente reseca y sin vida.
- Sufres de irregularidades hormonales. Se te diagnosticó infertilidad o tienes abortos. 
-Puedes ver un bocio en tu cuello o experimentar inflamación en el cuello. 
-Te sientes mal, como si no fueras tú mismo.
- Tienes un ritmo cardiaco lento. 
- Se te diagnosticó colesterol alto.

Cuando tienes demasiada hormona tiroidea

- Sueles sentir calor o tener un aumento de transpiración. 
- Te sientes ansioso, nervioso, y tienes cambios de estado de ánimo. 
- Luchas con el insomnio. 
- Puedes desarrollar ataques de pánico.
- Tu corazón se acelera y puedes desarrollar palpitaciones.
- Sufres de evacuaciones sueltas o diarrea.
- Puedes desarrollar temblores. 
- Pierdes peso sin proponértelo. 
- Puedes desarrollar debilidad muscular. 
- Tus ojos parecen salir de sus cuencas. 
- Puedes ver un bocio en tu cuello o experimentar inflamación en el cuello. 
- Puedes tener periodos menstruales irregulares o infertilidad.
- Puedes tener erupciones o un engrosamiento de la piel en las espinillas. 
- Se te puede caer el cabello. 
- Puedes sufrir de urticaria crónica.

Cuando tienes una disfunción tiroidea también puedes tener síntomas de ambas listas al mismo tiempo, o alternar entre una y otra. Puedes sentirte cansado y nervioso, exhausto e incapaz de dormir, ansioso y deprimido.

La respuesta a una tiroides hipoactiva es la pérdida de peso en lugar del aumento porque sus glándulas suprarrenales sobrecompensan el problema tiroideo al producir más hormonas de estrés.

El sistema de señalización de la tiroides es muy complejo y hay muchas formas en las que puede fallar. Es por ello que hacer un perfil tiroideo completo de análisis es tan importante para poder examinar los síntomas a veces confusos, y hacer un diagnóstico confiable.

El PLAN de conexión con la TIROIDES

Consume los nutrientes que tu cuerpo necesita para un funcionamiento tiroideo óptimo:

- yodo, 
- proteína (para proveerte de tirosina, un aminoácido),
- selenio, 
- zinc, 
- hierro,
- vitamina D, 
- vitamina A, 
- ácidos grasos omega-3 y 
- vitaminas B.

Evita los alimentos inflamatorios, especialmente gluten y lácteos.

- Para condiciones autoinmunes, también evita todos los granos y las leguminosas. Sana tu intestino. Libera a tu cuerpo de su carga tóxica: Evita la exposición a las toxinas. Apoya la habilidad natural de tu cuerpo para desintoxicarse. Cura cualquier infección residual que puedas tener, incluyendo las más sutiles, de las que puedes no estar al tanto.

LIBERA el estrés:

Practica la relajación:

- respiración pausada, 
- acupuntura, 
- yoga,
-meditación, 
- sauna,
- pasa tiempo en la naturaleza, haz algo divertido y placentero, lo que sea que disminuya tu estrés. 
- haz el ejercicio correcto : nada que sea demasiado extremo o intenso para tu cuerpo.
- Ten el suficiente sueño reparador cada noche.

Ya sea que tu tiroides esté hipoactiva (hipotiroidismo) o hiperactiva (hipertiroidismo), tu dieta y estilo de vida deberán ser básicamente los mismos .

DEPRESIÓN

Es una condición compleja, al igual que la ansiedad, la niebla mental y la pérdida de motivación.

Pueden estar involucrados muchos factores, una mezcla intrincada de lo físico y lo psicológico. 
Una vez dicho esto, es extraordinario lo mucho que tu cuerpo puede afectar tu estado de ánimo, e incluso más extraordinario el impacto que la dosis correcta de suplemento hormonal tiroideo puede tener sobre tus habilidades para procesar las emociones. 
Pacientes que están seguros de que sufrirán depresión toda su vida —incluyendo pacientes con una historia familiar de depresión— notan una transformación completa en su estado de ánimo tan pronto como se ajustan adecuadamente sus hormonas tiroideas. 
Otro aspecto significativo de la depresión, la ansiedad y la niebla mental es la salud intestinal. Después de todo, 95% de tu serotonina —un antidepresivo natural crucial— se crea en el intestino.

Cuando tus niveles de serotonina están bajos, te sientes ansioso, deprimido y pesimista, y puedes también lidiar con problemas de sueño. 
Cuando tus niveles de serotonina son óptimos, te sientes tranquilo, optimista, seguro de ti mismo y fuerte. 
Un aspecto clave del plan de conexión con la tiroides es sanar tu intestino, y eso también hará mucho por curar la depresión y la ansiedad, mientras se mejora significativamente el funcionamiento cerebral.

ESTRESORES FÍSICOS Y EMOCIONALES QUE PUEDEN DESEQUILIBRAR TU TIROIDES

Emocionales

- Abuso 
- Envejecimiento de los padres 
- Nacimiento de un hijo 
- Problemas constantes .
- Muerte de un ser querido .
- Divorcio o ruptura, 
- Pérdida de un amigo , un familia.
- Conflictos familiares .
- Dificultades financieras.
- Enfermedad .
- Despido o pérdida del trabajo .
- Matrimonio .
- Cambio de casa .
- Trabajo nuevo .
- Relaciones nuevas.
- Accidente.
- Presiones en el trabajo.

Físicos . Enfermedad :

- Insomnio, 
- problemas de sueño; no dormir lo suficiente por cualquier razón -. Saltarse comidas ..
- Hacer ejercicio excesivo (ejercicio que es demasiado intenso o durante mucho tiempo) .
- Trabajo físicamente demandante.
- Esfuerzo excesivo.
- Embarazo y posparto .
- Accidente.

La mayoría de las condiciones tiroideas es de naturaleza autoinmune, es decir, provocada por un sistema inmunológico fuera de equilibrio, atacando la tiroides. 
Tu sistema inmunológico utiliza anticuerpos para detectar a un invasor extraño, una bacteria o un virus que pueda causar daño a tu cuerpo. 
Cuando tienes una condición autoinmune, tu sistema inmunológico crea anticuerpos que atacan una parte de ti; en este caso, tu tiroides.

DESÓRDENES QUE PUEDEN INDICAR UNA DISFUNCIÓN TIROIDEA

Si un paciente de cualquier edad o género presenta cualquiera de los siguientes síntomas o desórdenes, por rutina se pide una batería completa de análisis de tiroides: :

- Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) 
- Disfunción suprarrenal 
- Anorexia 
- Ansiedad 
- Autismo
- Enfermedad autoinmune
- Niebla mental o problemas de memoria 
- Enfermedad cardiovascular 
- Constipación crónica 
- Demencia
- Depresión 
- Diabetes
- Disfunción eréctil
- Bocio o inflamación en el cuello
- Urticaria 
- Desequilibrios hormonales 
- Síndrome de intestino irritable.
- Infertilidad o tendencia al aborto espontáneo .
- Insomnio,
- inhabilidad para quedarse dormido o permanecer dormido -.Discapacidad para aprender o desarrollo tardío.
- Problemas neurológicos .
- Obesidad o
- Cualquier problema emocional o mental similar relacionado con la edad .
- Sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado (SBID).

Si presionas demasiado a tu cuerpo, tu TIROIDES y tus glándulas SUPRARRENALES se rebelarán. 
Sueles empezar a producir demasiado cortisol, una hormona de estrés muy poderosa que puede afectar tanto tu tiroides como tu funcionamiento inmunológico. 
Hacer ejercicio en exceso puede minar tu tiroides, volver lento tu metabolismo e incluso hacer que subas de peso.
Los cuerpos de algunas personas están diseñados para una presión muy dura, pero muchos de nosotros funcionamos mejor con un ejercicio menos demandante.
Es la razón de que muchas personas que corrían maratones o hacían triatlones, carreras Ironman o CrossFit descubrieron que su ejercicio intenso estaba acabando con su tiroides, y que una forma de ejercicio más ligera, aunque efectiva, podía realmente ayudarlos a tener más energía y bajar de peso.

Tu intestino: la clave de tu sistema inmunológico

Cuando tu intestino está sano, todo está bien. Tu sistema inmunológico nunca deberá lidiar con nada potencialmente peligroso o inflamatorio que cruce a través de la pared, pues todo lo que puede pasar entre la unión de las células son pequeñas porciones de nutrientes totalmente digeridos y descompuestos en sus componentes más pequeños y esenciales.

Pero cuando tu pared intestinal es permeable —específicamente cuando las uniones de las células permanecen abiertas—, pequeñas cantidades de alimentos parcialmente digeridos pueden pasar, lo que dispara la alarma de tu sistema inmunológico todo el tiempo. No fue entrenado para reconocer lácteos o gluten o cualquier otro alimento parcialmente digerido, y después de un tiempo empieza a considerarlos invasores extraños

FACTORES QUE CONTRIBUYEN A LA PERMEABILIDAD INTESTINAL :

- Alcohol .
- Alimentos irritables y sensibilidades alimentarias .
- Lácteos .
- Huevos .
- Gluten .
- Alimentos genéticamente modificados.
- Granos y seudogranos .
- Leguminosas .
- Azúcar .
- Quimioterapia.
- Infecciones y desequilibrios intestinales .
- Parásitos.
- Sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado (SBID) .
-Sobrecrecimiento de levadura .
-Medicamentos Antiácidos Antibióticos Pastillas anticonceptivas Antinflamatorios no esteroideos (aspirina, ibuprofeno y medicamentos de prescripción) .
- Prednisona Micotoxinas (moho tóxico) .
- Radiación.
- Estrés físico (enfermedad, falta de sueño, ejercicio en exceso) .
- Estrés emocional (problemas familiares, relaciones personales y presiones laborales) .
- Cirugías.

Los ANÁLISIS correctos :

Análisis de sangre de los nutrientes necesarios para un funcionamiento tiroideo óptimo

-- Hierro/ferritina (suero): 12-150 ng/ml normal, 75-100 ng/ml óptimo.

-- Vitamina D (suero): 30-100 ng/ml normal, 50-70 ng/ml óptimo.

-- Vitamina A (suero): 0.30-1.20 mg/l normal, 0.8-1 mg/l óptimo.

-- Homocisteína (suero): 4-15 mmol/l normal, 7-8 mmol/l óptimo.

-- Selenio (eritrocitos): 120-300 mcg/l, 200-250 mcg/l óptimo.

-- Zinc (eritrocitos): 790-1 500 mcg/dl normal, 1 000-1 200 mcg/dl óptimo.

-- Magnesio (eritrocitos): 1.5-3.1 mmol/l normal, 2.5-3.0 mmol/l óptimo.

El método Myers

El poder de los alimentos

¿Qué debe comer una persona hipotiroidea?

Evitar los alimentos inflamatorios

tomar multivitamínico completo que incluyera zinc, hierro, yodo, vitamina A, vitamina D, selenio y vitaminas B.

Gradualmente comienza a introducir algunos alimentos de vuelta: granos sin gluten, leguminosas, solanáceas, huevos e incluso una ocasional taza de café. Si el organismo reacciona mal a alguno de esos alimentos, debería dejarlos durante unos meses más. Es probable que pudiera tolerar algunos con el tiempo, pero otros los debería evitar de por vida.

Permanecerán fuera de la dieta : el gluten y los lácteos, Ambos tan inflamatorios que todos deberíamos dejarlos. El gluten también es un contribuyente significativo del intestino permeable, y tanto el gluten como los lácteos promueven la disfunción tiroidea por el mimetismo molecular.

ALIMENTA tu TIROIDES

Por qué lo necesitas ?

Dónde puedes encontrarlo YODO . Una pieza fundamental utilizada para producir hormona tiroidea.

Carnes rojas, incluyendo el hígado.

Pollo y pavo .

Pescados y mariscos .

Espinacas.

Cerdo .

Algas .

Multivitamínicos o suplementos de alta calidad (dado que el zinc puede minar tus niveles de cobre, toma juntos un suplemento de cobre y de zinc)

Hierro: necesario para convertir el yoduro en yodo. Necesario para convertir T4 en T3. Carne de res e hígado de res , Cerdo Aves , Mariscos y Verduras de hoja oscura .

Multivitamínicos o suplementos de alta calidad Grasa omega 3 Necesaria para mantener la integridad celular y que la T3 libre pueda entrar eficientemente en tus células.

Suplementos de aceite de pescado o aceite de linaza

Vitamina D3 Necesaria para un funcionamiento inmunológico sano. Necesaria para que la T3 penetre en las células.

Luz del sol.

Pescados grasosos , Cerdo , Hongos, Aceite de pescado.

Multivitamínicos o suplementos de alta calidad .

Vitaminas B Necesarias para un funcionamiento inmunológico sano.

Verduras de hoja verde .

Brócoli (¡sólo cocido)

Suplementos Vitamina A Necesaria para un funcionamiento inmunológico sano. Necesaria para que la T3 penetre en tus células.

Frutas y verduras. Naranjas, incluyendo zanahorias, calabazas, mangos, . Col rizada (cocida, no cruda)

¿Por qué necesitamos suplementos?

Sana tu intestino

Deshazte del gluten, los granos y las leguminosas

Una forma magnífica de protegerlo es dejar el gluten, los granos y las leguminosas fuera de tu dieta

Los granos y las leguminosas igualmente contienen lectinas y otras proteínas que irritan la pared intestinal, creando inflamación y provocando la permeabilidad intestinal.

¿Qué tiene de malo el gluten?

El gluten es lo que hace que el pan sea tan pegajoso y esponjoso. También es un factor en más de 55 enfermedades, principalmente por el efecto desastroso que tiene en tu intestino y tu sistema inmunológico,

El gluten estresa a tu tracto digestivo, promueve que tu sistema inmunológico ataque tus propios tejidos y contribuye a desequilibrios intestinales, como sobrecrecimiento de levadura .- Lo más dañino de todo es la forma en que el gluten promueve la permeabilidad intestinal al provocar la producción de zonulina, la proteína que puede hacer que las uniones entre tus células de la pared intestinal se abran y permanezcan abiertas.

¿Qué tienen de malo los granos y las leguminosas?

Los granos, seudogranos (como la quinoa y el maíz) y las leguminosas también promueven la permeabilidad intestinal. Dañan las células intestinales, alimentan las bacterias dañinas, desequilibran tu microbioma y provocan que las uniones de tu pared intestinal se abran y permanezcan así.

Deja los lácteos

Son altamente inflamatorios. Si ingieres cualquier tipo de lácteo convencional, estás dándole antibióticos a tu cuerpo (terribles para el intestino), hormonas bovinas de crecimiento (¡todo un ataque endocrino y tiroideo!) y un montón de bacterias nada amistosas (por la forma en que crían a los animales, se enferman mucho, a pesar de todos los antibióticos). Deja la leche y di no al queso y al yogur. Tu cuerpo merece algo mejor. Y puedes obtener el mismo calcio de las verduras de hoja verde que comerás con el plan de conexión con la tiroides.

Otros alimentos a evitar

Las solanáceas (berenjenas, pimientos, papas blancas, son alimentos altos en lectinas; pueden dañar tu pared intestinal fácilmente y limitar su funcionamiento .
Los huevos contienen una enzima protectora, lisozima, como defensa natural contra los depredadores. La lisozima puede inflamar con condiciones autoinmunes.

El azúcar es altamente inflamatoria y no tiene ningún valor nutricional en lo absoluto.

La cafeína en buenas cantidades está bien para algunas personas, pero incluso si puedes tolerarla, demasiada cafeína puede alterar tu sueño y presionar a tus glándulas suprarrenales.

El alcohol está bien como una bebida ocasional. Un licor destilado es preferible a la cerveza (cargada con gluten) o al vino (fermentado, lo que puede ser un problema si tienes levadura intestinal).
Puede empeorar las infecciones intestinales, como el SBID y el sobrecrecimiento de levadura. Por último, estresa tu hígado, el cual necesita todos los recursos disponibles para liberar a tu cuerpo de toxinas

El gluten, el azúcar, los lácteos, el maíz, la soja y otros alimentos inflamatorios suelen añadirse también, sin mencionar las toneladas de sal extra. Incluso los productos libres de gluten están llenos de ingredientes que estresarán a tu cuerpo, causando problemas para tu sistema inmunológico y, finalmente, sobrecargarán a tu tiroides.

Libera el estrés

La falta de sueño afecta el funcionamiento tiroideo, en parte al elevar los niveles de estrés. El estrés no sólo es psicológico, sino físico. No darle a tu cuerpo el sueño que necesita es un estresor inmenso y muy común.

Muchos de los pacientes con problemas de tiroides hacen formas extremas de ejercicio que llevan a sus cuerpos al máximo (CrossFit, maratones, Ironman, campamentos de entrenamiento). Para algunas personas esto es genial, pero para la mayoría este tipo de ejercicio es mucho más demandante físicamente de lo que su cuerpo puede aguantar, especialmente cuando llegan a los 30 o 40 años.

Si el ejercicio intenso no es bueno para ti, tus hormonas de estrés y tu glándula tiroides protestarán. Aun con más sueño y mejores elecciones de ejercicio necesitarás encontrar formas de reducir este estrés sobre su tiroides y su sistema inmunológico para lograr un funcionamiento óptimo.

Cómo el estrés afecta tu tiroides y tu sistema inmunológico

El estrés suprime tu funcionamiento intestinal, llevándote a una permeabilidad intestinal, un factor muy importante de los desórdenes autoinmunes.

Si tienes una condición autoinmune, un intestino permeable sólo la empeorará. Dado que la gran mayoría de la serotonina se produce en tu intestino, el intestino permeable (que merma la serotonina) también puede contribuir a la depresión, la ansiedad y el insomnio.

El exceso de cortisol da la señal a tu cuerpo para que baje su producción de hormona tiroidea.

Las hormonas de estrés reducen la conversión de T4 en T3, produciendo menos de la forma activa de la hormona disponible para ti. También aumentan la conversión de T4 y T3 libre en T3 inversa, efectivamente poniendo el freno a tu metabolismo.

El exceso de cortisol genera más estrógeno. Éste promueve la globulina fijadora de tiroxina, provocando que más hormona tiroidea se ligue para que tu cuerpo tenga menos T4 libre y T3 libre con que trabajar.

Las células inmunológicas de la inflamación, conocidas como citocinas, también son una parte de la respuesta de estrés y crean una resistencia a la hormona tiroidea, haciendo que tus receptores tiroideos estén menos sensibles a la hormona. Como resultado, incluso si los análisis muestran que tienes suficiente hormona tiroidea —y aun si estás tomando un suplemento hormonal— tus células no pueden absorber la hormona adecuadamente y tus síntomas persistirán.

¿Tengo una disfunción suprarrenal?

Hay sólo dos tipos de disfunción suprarrenal que vale la pena mencionar:

-- enfermedad de Addison, en la que las suprarrenales están produciendo realmente muy poco, y

-- el síndrome de Cushing, en el que producen realmente mucho.

Estos dos extremos en el espectro son el resultado de varios problemas estructurales.-

En el caso de Addison, las suprarrenales no son capaces de producir suficientes hormonas de estrés, y en el caso de Cushing, las suprarrenales son forzadas a producir demasiadas.

Esto puede ser ocasionado por esteroides, un tratamiento común para muchas condiciones, incluyendo los desórdenes autoinmunes, o por un tumor en las suprarrenales o la hipófisis.

Estas enfermedades son relativamente raras, aunque la disfunción suprarrenal —la mitad del espectro— es increíblemente común.

La gran mayoría de los pacientes la tiene .

¿Qué sucede con nuestro cuerpo cuando nos sentimos cansados, nerviosos, al límite, aturdidos y frecuentemente dependientes de la cafeína? . Básicamente, tus glándulas suprarrenales están produciendo muchas hormonas de estrés o no las suficientes, o ambas; demasiadas durante algunas partes del día y no las suficientes durante otras. Este tipo de disfunción tiene un enorme impacto en tu tiroides, tu sistema inmunológico , tu salud y bienestar en general.

Éste es otro de esos casos en los que te preguntas: “¿qué fue primero, el huevo o la gallina?” Algunas veces, una tiroides hipoactiva causa que tus suprarrenales se aceleren para que, en lugar de tener energía con hormona tiroidea, tu cuerpo se apoye en las hormonas de estrés, tanto para energía como para motivación y concentración. Luego, cuando finalmente empiezas a tomar un suplemento hormonal tiroideo, terminas con síntomas como temblores en las manos o un corazón acelerado porque ahora tienes la cantidad correcta de hormona tiroidea pero demasiadas hormonas de estrés.

Las suprarrenales disfuncionales también estresan tu tiroides, pues ésta intenta compensar por las hormonas de estrés que faltan. Al final tienes una disfunción en dos sistemas en lugar de uno, y cada disfunción hace que la otra empeore.

¿Cómo rompemos este círculo vicioso?

Muchas veces empezamos probando para saber si en realidad tienes una disfunción suprarrenal porque con una tiroides que no funciona puede ser difícil de saber. 
En un cuerpo sano están en su máximo punto en la mañana y en el más bajo en la noche, cuando te preparas para dormir, con pequeños picos a lo largo del día conforme te topas con retos y respondes a ellos. Así que si estás lidiando con una disfunción suprarrenal, puedes sentir sueño y niebla mental en la mañana porque las hormonas de estrés están muy bajas, y luego tal vez nervioso y ansioso en la noche, cuando empiezan a elevarse y te mantienen despierto.

También puedes responder con enormes oleadas de hormonas de estrés a lo largo del día mientras enfrentas varios retos o, puedes estar continuamente con un nivel alto durante la mayor parte del día mientras lidias ansiosamente con complacer a tu jefe, un niño enfermo o cualquier otra situación desgastante.

Tratar la disfunción suprarrenal: hierbas y suplementos

Como punto de partida, primero recomiendo las siguientes vitaminas y minerales, los cuales ya tomarás como parte del método Myers: Magnesio. Si estás estresado, tiendes a excretar más magnesio a través de la orina, así que querrás tomar un suplemento, especialmente dado que la deficiencia de magnesio te vuelve ansioso y depresivo.

El magnesio te da una defensa contra el estrés al elevar el punto en el que tus suprarrenales activan la respuesta de pelea o huida, para que las cosas sin importancia no desaten tu enojo, tu frustración o tu desesperanza tan rápido. También es un gran suplemento para los problemas de sueño.

Complejo de vitamina B. Es crucial. Es lo que tus suprarrenales usan para producir hormonas de estrés, la razón de que el estrés te vacíe de vitamina B. Cuando tus suprarrenales no la tienen, empiezan a trabajar menos y… tú entiendes. Corta este círculo vicioso con un poco de vitamina B y respira aliviado.

Vitamina C. Muchas partes de tu cuerpo utilizan vitamina C por supuesto, pero la concentración más alta de este fabuloso antioxidante se encuentra en tus suprarrenales, las cuales lo utilizan para producir cortisol y otras hormonas de estrés. El estrés merma tu resguardo de vitamina C también, así que asegúrate de remplazarlo, especialmente porque la carencia de vitamina C en sí misma puede provocar un exceso de cortisol

Tomar SUPLEMENTOS de magnesio, vitaminas B y vitamina C de por vida.

Segundo, para un impulso adicional a corto plazo cuando tienes disfunción suprarrenal, te recomiendo hierbas adaptógenas.

Estas maravillosas hierbas tienen dos efectos distintos: si tus hormonas suprarrenales están demasiado bajas, las hierbas las elevarán; si están demasiado altas, las bajarán. Sorprendente, pero cierto, ¡son autoajustables!

Tercero, recomiendo una hormona conocida como dehidroepiandrosterona (DHEA), uno de los compuestos más abundantes producidos por las glándulas suprarrenales. Tu cuerpo la convierte en andrógenos y estrógenos, los cuales afectan múltiples procesos metabólicos. Si ya pasaste los 25, has estado experimentando un declive natural de DHEA desde entonces, lo que es normal, pero a veces tu DHEA baja demasiado, y en ese caso necesitaríamos darle un impulso.

Se ha demostrado que un suplemento de DHEA en la gente cuyos niveles son bajos aumenta el bienestar emocional y el funcionamiento inmunológico.

La disfunción autoinmune está asociada con bajos niveles de DHEA, e incluso la gente sin un desorden autoinmune suele estar baja. Si están por debajo de 100, trabaja con él para subirlos a 100 o más. Lo que sea que hagas, por favor no te automediques con DHEA. Sé que está disponible a la venta, pero es una hormona que se convierte en testosterona y finalmente en estrógeno, así que necesitas estar bajo el cuidado MÉDICO .

Duerme para alcanzar tu salud

El funcionamiento óptimo de tu tiroides depende de su ciclo diario, por lo que el sueño es tan importante.

Una de las principales señales que tu cuerpo utiliza para regular su actividad es la cantidad de luz a tu alrededor.

No es de sorprender que hayamos evolucionado para estar despiertos cuando es de día y dormidos cuando es de noche, con numerosas señales hormonales y metabólicas ligadas a esos patrones primarios.

Cuando no los seguimos, nuestra tiroides y nuestro metabolismo sufren.

Sugerencias que puedes seguir para mejorar la calidad de su sueño: Obtener tanta luz natural como fuera posible durante el día y salir lo más temprano en la mañana. Estar bajo la luz natural les indica a tus ritmos circadianos que estás despierto.

Idealmente estarás afuera 30 minutos después de despertar. Determinar la cantidad de horas que necesitas de sueño, ¡y luego asegurarte de que las duermas!

Date un par de días los fines de semana cuando puedas dormir ininterrumpidamente, sin una alarma que te despierte. Así sabrás cuánto sueño realmente necesitas. Luego cuenta hacia atrás a partir de la hora en que necesitas despertar, para asegurarte de que duermas la cantidad correcta.

Tanto como puedas, ve a la cama y despierta a las mismas horas cada día.

Idealmente, dormir temprano y levantarte temprano es lo más saludable, en lugar de tarde y tarde. Entre 10:00 p.m. y 6:00 a.m. es probablemente óptimo, pero muchos de nosotros tenemos vidas que simplemente no se acomodarían a este horario.

También es posible que tu sueño óptimo sea entre nueve y 10 horas. ¡Sólo haz lo mejor que puedas! Si tienes hijos, sabes lo importante que es plantearles un horario.

Mantén tu dormitorio tan oscuro como sea posible. Tu cuerpo necesita creer que está rodeado de oscuridad absoluta para entrar en el sueño más profundo y reparador. Los antifaces para dormir y las cortinas gruesas son de mucha ayuda.

Mantén los aparatos eléctricos fuera del dormitorio, apágalos o al menos cubre sus pantallas con telas rojas para bloquear las luces azul y verde.

Duerme fresco, no caliente. Tu temperatura corporal necesita bajar para mantener un ritmo circadiano sano.

Asegúrate de que tu dormitorio está fresco o incluso frío.

Al menos una hora antes de irte a la cama, apaga todas las pantallas: teléfono, computadora, televisión. Tu meta es minimizar tu exposición a la luz azul mientras tu cuerpo se prepara para dormir. También querrás sacar los aparatos eléctricos de la habitación para minimizar tu exposición a los campos electromagnéticos (EMF) que emiten. Aunque todavía no sabemos los efectos que tienen, pero simplemente son otra exposición que tu cuerpo no necesita.

Encontrar el EJERCICIO correcto:

¿Cómo puedes encontrar tu equilibrio perfecto?

Si estás sufriendo de disfunción suprarrenal sólo hay una respuesta saludable: deja de hacer cualquier clase de ejercicio intenso, al menos hasta que tus suprarrenales y tu tiroides estén mejor.

Si tienes la energía, por favor, haz algo de ejercicio, pero no te sobrepases. Si te presionas demasiado lejos, lo más seguro es que te sientas fatigado, estresado y confundido, y te pongas en riesgo de subir de peso en lugar de alcanzar tu peso sano.

Éstas son algunas formas en las que puedes mantener tu cuerpo en movimiento durante el plan de conexión con la tiroides.

Elige el nivel de energía que mejor embone con tu estado actual, no donde te gustaría o solías estar.

Siempre puedes trabajar gradualmente a un régimen más vigoroso cuando tu cuerpo ya haya tenido tiempo de sanar.

BAJA intensidad:

-- Caminar
-- Estiramientos
-- Yoga .
-- Pilates .
-- Jugar con tus hijos .
-- Nadar.
-- Bailar .
-- Trotar

ALTA intensidad :

--Ciclismo.
-- Correr.
-- Tenis .
-- Levantamiento de pesas.
-- Entrenamiento de circuitos.
-- CrossFit .

Un nuevo acercamiento a la LIBERACIÓN de estrés

La meta no es eliminar el estrés, sino liberarlo, equilibrar las horas en que estás alerta, concentrado y activo con 30 o 60 minutos de estar tranquilo, relajado y en calma.

Recuerda, tu sistema nervioso autónomo tiene dos mitades:

-- un sistema nervioso simpático para encenderte y

-- un sistema nervioso parasimpático para apagarte.

Sólo necesitas asegurarte de que cada día enciendas el sistema nervioso parasimpático durante un rato para que tu estrés acelerado pueda equilibrarse con una hora de relajación.

-- El yoga es fantástico.

-- Sonidos binaurales .

-- HeartMath .

-- Biorretroalimentación

-- Entrenamiento audiovisual .

-- Caminatas en la naturaleza

-- Respirar, rezar y meditar .

-- Acupuntura .

-- Tanque de flotación .

-- Masaje .

-- Música .

-- Sexo .

-- Tai chi .

-- Golpeteo (tapping ) .

-- Té: toma cinco minutos para sentarte tranquilamente con una fragante taza de té herbal sin cafeína, concéntrate en su olor, su calor y su sabor.

DUERME para alcanzar tu salud

El selenio, el cual necesita tu tiroides, también es crucial para un buen descanso. Reduce tu inflamación y te ayudará a que duermas profundamente.

ANÁLISIS de SANGRE recomendados y rangos de referencia para hormonas tiroideas :

--TSH: 1-2 μUI/ml o menor.

-- T4/T3 disecadas o compuesto T3, pues la T3 puede suprimir artificialmente la TSH.- T4 libre: >1.1 ng/dl T3 libre: >3.2 pg/ml .

-- T3 inversa: menor a la proporción 10 a 1 de T3 inversa a T3 libre.

-- Peroxidasa tiroidea (TPO): <9 .="" b="" ml="" negativo="" o="" ui="">

-- Tiroglobulina (Tg): <4 .="" b="" ml="" negativo="" o="" ui="">

-- Anticuerpos receptores de TSH: 1.75 UI/l o negativo .

-- Inmunoglobulina estimulante de la tiroides (TSI): <1 .3="" b="" ndice.="">

-- TSI Para los nutrientes necesarios para un funcionamiento tiroideo óptimo .

-- Hierro/ferritina (suero): normal 12-150 ng/ml; óptimo 75/100 ng/ml .

-- Vitamina D (suero): normal 30-100 ng/ml; óptimo 50-70 ng/ml

-- Vitamina A (suero): normal 0.3-1.2 mg/l; óptimo 0.8-1 mg/l

-- Homocisteína (suero): normal 4-15 mmol/l; óptimo 7-8 mmol/l

-- Selenio (eritrocitos): normal 120-300 mcg/l; óptimo 200-250 mcg/l

-- Zinc (eritrocitos): normal 790-1 500 mcg/dl; óptimo 1 000-1 200 mcg/dl

-- Magnesio (eritrocitos): normal 1.5-3.1 mmol/l; óptimo 2.5-3 mmol/l

Fuente : Dra. AMY MYERS

Líder en Medicina Funcional. Método Myers. La doctora Myers ha dedicado su carrera a tratar problemas autoinmunes y enfermedades tiroideas . Su primer libro, La solución autoinmune, es un bestseller del New York Times.

www.AmyMyersMD.com

El Viaje del Hèroe dentro de nosotros

Tomado desde la web... El viaje del Héroe , conocido como monomito, es un esquema narrativo ideado por Joseph Campbell (1904-1987), un profe...