miércoles, 11 de noviembre de 2009

Escribir como una forma de Sanación Interna XV

En PNL, trabajo con la linea trazada por Robert Dilts, sobre todo que este año me metí de frente con el Master y el Viaje del Héroe, del cual me formé con dicho autor en Enero de 2008 en Barcelona, España, siempre en la búsqueda de sumar experiencias que me lleven a ser un poco más feliz cada día... Aqui les dejo una experiencia más en el seguimiento de los niveles lógicos o neurológicos en un proceso terapéutico:

Recuperar el nivel de Identidad.

            El proceso de curación personal, es un proceso creativo, estructurado y de diseño individual, confiar en tu creatividad no es una conducta socialmente aceptable, incluso es amenazadora al principio, para nosotros y para los que nos rodean, y probablemente parecemos erráticos en nuestros inicios para los demás en el proceso de liberarnos de los obstáculos.

            La autoafirmación es el componente principal de ésta autorecuperación. Todo este trabajo esta dirigido a tu propia identidad, hacia una personalidad definida y delineada por ti misma.

            Trabajar por las autoagresiones, es importante porque provienen de fuentes internas, algunas de fuentes externas, y debemos, porque nos debemos esto a nosotras mismas neutralizarlas inmediatamente cuando las reconocemos, como virus que atacan a nuestros proyectos, sueños, talentos, etc.

            Cuando hablamos de personalidad, estamos hablando del ego (con minúsculas), y ella incluye varios aspectos: El cuerpo físico, nuestra energía o nivel energético, las emociones, y el pensamiento., aunque somos más que esto.

            Para los que crean en que somos algo más, también somos Alma y espíritu, que llamamos EGO con mayúscula, y ambos el ego y el EGO  conforman mi identidad y que me conecta con los demás seres humanos.

            Para recuperar esta unión, usamos lo que llamamos conciencia, y aquí también hay distinciones en la palabra: la conciencia de ser conscientes y estar despiertos (cuerpo), este es un nivel de conciencia, otro nivel es la conciencia del juicio (mente), la que determina si algo es bueno o malo, y otro nivel de la conciencia, es la que no tiene juicio (Alma-espíritu), la que llamamos SER y que nos completa.


            Uno de los métodos para ir acercándonos a la conciencia, es la meditación y la relajación, técnicas por todas conocidas, en donde la quietud de tan solo unos minutos, nos permite contactar la conciencia del cuerpo, de su movimiento para pasar a la conciencia de la mente y allí tranquilizarla y permitir que se quede en silencio. Muchas personas la usan para conectarse con los mundos sutiles del pensamiento, cosa que si no estamos atentas, podemos caer en espejismos.

            Con el tiempo y la practica de este silencio, entonces entraremos en una conciencia diferente, la que nos conecta con los demás seres humanos como raza de los hombres, y se llama meditación de servicio, porque es el contacto con el Alma grupal lo que nos permite entrar en este proceso de meditación. (“Hoy día, el alma de la humanidad está en proceso de controlar el modo de vida de la personalidad. El larguísimo proceso que conduce a la infusión del alma en la raza humana ha sido iniciado. La práctica de la meditación puede servirnos ahora para acelerar y llevar a cabo el proceso de una forma totalmente nueva. Hasta ahora, la técnica de la meditación ocultista (o sea, la cooperación con el flujo de energía del ritmo de la Vida planetaria de inhalación/interludio inferior) ha sido el servicio de unos pocos pioneros; ahora puede convertirse en un estilo de vida para muchos.

Nosotros aprendemos a meditar al ritmo del alma que está en constante meditación, que posee conciencia grupal y que no es mística ni limitada, sino que está relacionada con la Vida Universal o aspecto energético del planeta, ya que subyace a la conciencia y potencia la tendencia a amar, y cuyo objetivo es estimular las mentes receptivas y abrir los corazones a la identificación con la Vida Una.
Actualmente, el objetivo de la meditación ocultista es el logro de un equilibrio perfecto entre la vida vertical del alma en su propio plano y la vida horizontal de la personalidad infundida por el alma dentro del mundo de los hombres (La cruz del Cristo). "Conociendo los caminos de Dios y hollando los caminos de los hombres", el discípulo moderno, como mediador, que meditando, trae a la existencia el Plan, coopera con los propósitos planetarios. Alice Ann Bailey. Cartas de Meditación ocultista”)

El Viaje del Hèroe dentro de nosotros

Tomado desde la web... El viaje del Héroe , conocido como monomito, es un esquema narrativo ideado por Joseph Campbell (1904-1987), un profe...