jueves, 19 de abril de 2018

Practicar la felicidad III, Tal Ben Shahar. Rituales

Practicar la felicidad

Tal Ben-Shahar

Rituales

Muchas investigaciones sugieren que introducir cambios en nuestra vida (aprender nuevos trucos, asumir otros comportamientos, cambiar viejos hábitos) es sumamente difícil. La mayoría de las veces que intentamos cambiar algo, ya sea a título personal o en una empresa u organización, no lo logramos. En su libro El poder del compromiso pleno, Jim Loehr y Tony Schwartz proponen una nueva manera de enfocar los cambios: sugieren que en vez de concentrarnos en fomentar nuestra autodisciplina para conseguir los cambios que deseamos, lo hagamos mediante rituales.

Establecer un nuevo ritual, con frecuencia, puede ser difícil, pero mantenerlo es relativamente fácil. Los atletas de élite tienen rituales: saben que cada día, a determinadas horas, están en la cancha, luego en el gimnasio y después haciendo estiramientos. Para muchos de nosotros, cepillarnos los dientes al menos dos veces al día es un ritual que llevamos a cabo sin dedicarle demasiada concentración ni una disciplina especial. La idea es que enfoquemos de la misma manera los cambios que queramos introducir en nuestra vida.

De acuerdo con Loehr y Schwartz, “el establecimiento de un ritual exige comportamientos muy concretos que deben realizarse en momentos muy específicos… y motivados por valores muy profundos del sujeto”. En el caso de los atletas, estar en una posición de élite es un valor muy apreciado, lo que les lleva a elaborar rituales relacionados con su entrenamiento; la mayoría de las personas valoran altamente la limpieza, por lo que establecen rituales como el de cepillarse los dientes.

Piense en dos rituales que podrían ayudarle a ser más feliz. Podrían ser dedicar quince minutos a meditar todas las tardes, salir con su pareja los martes, inspirar profundamente tres o cuatro veces al despertarse por la mañana, pasar una hora leyendo tranquilamente un día sí y otro no, dedicar dos horas a su entretenimiento favorito todos los domingos por la tarde, etcétera.

Cuando esté seguro de los rituales que quiere adoptar, escríbalos en su diario y empiece a hacerlos. Puede que al principio le resulte difícil establecerlos pero, después de un tiempo, generalmente alrededor de un mes, seguirlos se le hará tan fácil y natural como cepillarse los dientes."
...Imagen relacionada

Según Elaine de Beauport, los rituales y rutinas pertenecen al cerebro reptil, a quien hay que irle informando poco a poco los nuevos cambios para "sentirnos bien": Prática, patrones, rutinas, y hábitos.

Si hemos obtenido algún beneficio de esta experiencia consideremos la posibilidad de incluir este proceso como una vida.

El sistema nervioso de nuestro Cerebro Básico estabilidad. Los rituales existen para darnos esa diferentes ocasiones: cumpleaños, aniversarios, rituales para bañarnos, para dormir y rituales para
de dialogar, entonces parte formal de nuestra necesita contar con el ritmo de la estabilidad. Tenemos rituales para graduaciones, servicios religiosos; comer.

Cuáles serían entonces tus rituales a experimentar para trabajar sobre tu "sentirte feliz"? escribelos en un cuaderno para comenzar un trabajo personal en los siguientes encuentros.


Zhair Marrero S.
Psicóloga, Docente, Especialidad en Pedagogía de la Paz 
y Pedagogía Sistémica. Formadora en Constelaciones Familiares
PNL y talleres de crecimiento personal
email: promoviendo.vida@gmail.com

El Viaje del Hèroe dentro de nosotros

Tomado desde la web... El viaje del Héroe , conocido como monomito, es un esquema narrativo ideado por Joseph Campbell (1904-1987), un profe...