lunes, 11 de mayo de 2009

Escribir como una forma de Sanación Interna XI

Escribir ahora para mi es un hábito, escribo mis sueños, que al principio lo hacía por tarea, pues mi terapeuta Patricia Valderrama me ayudó con estas interpretaciones. 

Ya es más sencillo escribir lo que siento, cosa que en principio se me hacia difícil por aquello de juzgar a otros, o emitir juicios, y aprender a escribir en primera persona asumiendo la responsabilidad es justamente el trabajo terapéutico que le va dando forma a los escritos.

Sigo con Julia Cameron, pues despertar ese gei creativo tiene sus bemoles, es confrontar las creencias de que no o fantasmas del pasado que nos persiguen para juzgar lo que escribimos. Disfruta el paseo...

 El despertar del artista

Al permitir que la pincelada se haga por si misma
Se realizará aquello que uno mismo no puede hacer
Robert Motherwell

  
“La creatividad es el precio de estar sobrio”[1] , y me hace sentido y por eso comienzo por esta frase simple. Hay quien prefiere la adicción a la bebida, al tabaco, al juego, al mismo trabajo y con eso “matamos nuestra creatividad”.

Creatividad viene de crear actividad. Crear viene de creador, y mis creadores son mis padres, quienes tuvieron un concepto en mente, y aquí está la realización, de hecho muchos padres se ven realizados en las acciones de sus hijos. Luego la creatividad, viene de nuestro árbol genealógico, si miramos que hay un sin fin de gente que pertenece a nuestro sistema y que a pesar de todo y las circunstancias, la familia ha sobrevivido…, si tan solo asientes a este hecho, la creatividad se expande enormemente.

Hasta la palabra sobrevivencia, es dicha con el agua al cuello, no se dice supervivencia, y se ha buscado el sendero creativo a través de la necesidad, que como bien sabemos por PNL, que se refiere a carencias de algún tipo, y allí es donde se suple con la adicción, que intenta sustituir momentáneamente un momento de placer y de carencia, con algo que luego me deja desazón y con un hueco cada vez más grande, para entrar en un circulo vicioso.

Para salir de allí primero hay que querer, y luego medir nuestra capacidad de supervivencia.

Para despertar el artista de la vida, es necesario mirar una espiral ascendente en tu proceso personal, que te lleva a superar poco a poco frustraciones y cada vez más conectarte con el propósito en constante revisión y ascenso.

“a menudo tenemos grandes ideas, sueños maravillosos, pero somos incapaces de concretarlos”…

“…si bien es cierto que no existe una receta para la creatividad instantánea y sin esfuerzos, recuperar la creatividad es un proceso espiritual que puede ser enseñado y aprendido”…[2]

Cuando comienzas a trabajar la creatividad, “…el primer estadio es una dosis de rebeldía y vértigo, el segundo estadio es un enojo explosivo, el tercer estadio es la tristeza y el cuarto es una dosis de resistencia y esperanza”…

Es entrar en una montaña rusa de subidas y bajadas, y unas ganas de volver a la vida de antes de comenzar este trabajo, en las subidas das a luz grandes producciones que te producen regocijo y te expandes, y en las bajadas un escepticismo defensivo y contracciones, a veces te provocará abandonar, y otras negociar contigo misma el continuar. El regreso a tu propio compromiso entonces ocasiona la rendición y entrega a tu Yo interior, y al final ese Yo, implica logro de autonomía, com-promiso, fortaleza, curiosidad, entusiasmo, y todos los estados esenciales del SER.

Es un gran movimiento emocional, y un gran momento de recuperación del YO, es la despedida a tu anterior vida, en una firme renuncia a creencias e identidades limitantes desenterrando nuestros sueños, tales como recuperar una mandolina, un cuatro, un piano, las clases de inglés, los planes de viaje, el disfrute… en fin, debes estar preparado a que cuando recuperes por ejemplo la mandolina, y la compres de nuevo, te va a traer los recuerdos dolorosos que hicieron que la dejaras, el sentimiento de pérdida se comienza a sanar, nos despedimos de lo que amamos y renunciamos a ello como si fuéramos amantes de una larga y dura lucha, así llevas entonces el proceso de duelo, y tus lágrimas preparan el suelo fértil para tu nueva música.

Lee a continuación las siguientes afirmaciones y revisa tus creencias, al mismo tiempo deja que salgan las frases tuyas propias y escríbelas:

*          Es tarde para mi
*          Hasta que no tenga suficiente dinero…
*          Hasta que no tenga suficiente tiempo…
*          Los sueños no son importantes, son apenas sueños y uno debe ser más realista
*          Mi familia me considera “loca de atar” 
          si hago eso
*          Mis amigos me dicen que es imposible
*          Ser creativo es costoso
*          Debo conformarme con lo que tengo
*          No debo ser ambicioso
...           

            Protege a tu artista interior, para mi la vida es un Arte que podemos cultivar proteger regar, sembrar, quitarle las malezas, y volver a sembrar en un continuum de existencia creativa. Que te puedas mover más allá del dolor, soledad, etc.,  que algo te ocasiona, para sanar tus heridas y ser más libre.

            Anoche estuve con un grupo de amig@s de la meditación y llevaba una chemisse que tiene un logo justo en el lugar del corazón que dice “Soy libre”, y una de ellas en público me preguntó si eso era verdad… me quede centrada un segundo y le respondí que si, que mi corazón es libre ahora, y que no hay nada ni nadie que lo pueda volver a poner en un cuarto oscuro, eso me lo prometo a mi misma!!!

Saludos libres… espero que sean Felices por decisión propia…


[1] El Camino del Artista, Julia Cameron. Ed. Estaciones, pag. XVI.
[2] Op. Cit. Pág. 4

El Viaje del Hèroe dentro de nosotros

Tomado desde la web... El viaje del Héroe , conocido como monomito, es un esquema narrativo ideado por Joseph Campbell (1904-1987), un profe...