viernes, 30 de julio de 2021

La vida a veces duele...

La vida?
pega y duele
No he perdido aún la fé
Me corren por las venas...

Papá, Mamá:

Tengo tantas cosas que contarte
Hace tanto frío en "Argentina"
Julio se presenta en las aceras
Hoy me siento frente al mar
Veo tus señales en la estela
Nunca te podremos alcanzar

Rabia de que corras por mis venas
Y no poderte abrazar
Aún no he borrado mi sonrisa
Y no paro de pensar
Que hay un faro que ilumina
Donde se besan el cielo y el mar

He llorado tantas noches
Sin dar con el consuelo
Me he abrazado a la familia
Gritando sus ausencias
(no) he consolado a mis hermanos
Sin aire en los pulmones
Y he aprendido que la vida
Pega y duele
No he perdido aún la fe

Me hecho fuerte en la penumbra
Me comprometo a querer
A pesar de esta amargura
Grito fuerte porque sé
Que me escuchas y no hay duda
Aunque duela más que ayer
Hoy me duele más que ayer
He llorado tantas noches
Sin dar con "lo que toca"…

Hoy Duele
Bruno Sotos y mis adaptaciones

Fuente: Musixmatch


....................

Duele la soledad, y su vacío

Duele el sentirme invisible


lunes, 12 de julio de 2021

Carta de una anciana

 https://www.econsejos.com/anciana-escribe-carta-emocionante/?utm_medium=pinterest&utm_campaign=pinterest&utm_source=pinterest

Anciana escribe carta antes de morir y emociona a la web

Víctima de maltrato, escribe una carta muy emocionante minutos antes de morir

by Yaya Peñaloza

hace 4 años

Imagine los últimos días de su vida sentado en una silla, solo y sin cariño, sin su familia amada, sin sus nietos, los cuales ayudó a criar. Imagine que el único contacto que mantiene es con los profesionales que se encargan de usted: médicos, enfermeras y auxiliares. Ahora imagine que algunos de ellos no tienen mucha paciencia con su cuerpo y su mente cansada. 

Triste, molesto y real

Muchos ancianos son abandonados en asilos o casas de reposo por ser considerados un peso para sus familias, por hijos que fueron asistidos por sus padres a la hora de comer, caminar, desarrollarse y vivir.

La vida es ingrata, ese fue el caso de esta señora. Sin visitas, sin cariño, sufría maltratos de los enfermeros y no hablaba, hasta un poco antes de morir. Pensaban que su condición era senil, pero en una emocionante carta, mostró tener una lucidez que tocó los corazones de todos.

Carta de una anciana para usted

¿Qué es lo que ven enfermeras? ¿Qué es lo que ven?

¿Qué piensan cuando me miran?

Una vieja malhumorada, no muy inteligente.

Con hábitos extraños y mirada distante.

Aquella a la que se le cae la comida de los bordes de los labios y nunca responde.

Aquella a la que dicen alto: “Por lo menos pudiera intentar”

La que parece no tener conciencia de las cosas que hacen.

Y que siempre pierde algo, ¿La media o el zapato?

Aquella que sin resistir o no, deja que ustedes hagan lo que quieran.

La que pasa la gran parte de sus días en el baño o comiendo.

¿Es eso lo que creen? ¿Es eso lo que ven?

Pues entonces, enfermeras, abran sus ojos, ustedes no me ven.

Les voy a decir quién soy, ahora que estoy sentada haciendo lo que ustedes me dicen o comiendo lo que ustedes piden.

Yo soy una chica de 10 años, con padre y madre.

Hermanos y hermanas que se aman.

Una chica de 16 años con alas en los pies.

Que sueña en breve encontrar el amor.

Una novia de 20 años, con el corazón latiendo.

Recordando los votos que prometió cumplir.

Con 25 años ya tiene sus propios hijos, aquellos que va a orientar y ofrecer un hogar seguro.

Una mujer de 30 años, cuyos hijos crecen rápido.

Unidos con lazos que deben durar.

A los 40, mis hijos crecieron y se fueron.

Pero mi marido está conmigo para que yo no esté triste.

A los 50, volvieron a jugar nuevamente en mi regazo los bebés.

Yo y mi amor volvimos a conocer niños.

Días negros se aproximan, mi marido está muerto.

Miro para el futuro y me estremezco.

Mis hijos tienen sus propios hijos.

Yo pienso en los años y en el amor que conocí.

Ahora soy una mujer vieja, la naturaleza es terrible.

Rio de mi edad como una idiota.

Mi cuerpo está frágil, la gracia y la fuerza se despiden.

Ahora sólo existe una piedra donde latía un corazón.

Pero dentro de esa vieja coraza todavía vive una joven mujer.

Y mi corazón maltratado se hincha.

Recuerdo las alegrías, recuerdo las tristezas.

Yo vivo y amo todos los días.

Pienso en los años, tan pocos y que pasaron tan rápido.

Yo acepto el hecho de que nada es para siempre.

Entonces abran sus ojos. Abran y verán.

Nada de viejas malhumoradas.

Vean más de cerca. ¡MÍRENME!

¿Quién es ella? ¿Es sólo una anciana?



Ella es la madre dedicada de ayer, la amante que entregó su corazón.

¿Quién es ella? Ella amó incondicionalmente a sus hijos y sus nietos, ahora ausentes.

Ella es aquella que sufre callada para no volverse un estorbo para la familia. Aquella que espera, los días feriados, una visita, una flor, un cariño que nunca llegan.

Ella vive, siente, ama. Ella todavía cuida de la familia, es lo que le permite ser cuidada por quien no lo hace.

Ella es dolor, amor, lucidez y lapsos de memoria. Ella es linda y solitaria.

¿Cuántos ancianos están solos en este instante, recordando a sus familias, sus luchas y alegrías?

Ellos merecen amor, cariño y compañía, merecen un final de vida digno.

¿Está de acuerdo con esto? Entonces comparta este mensaje con más personas y podrá tocar corazones que logren salvar a otros.

Tomado de la web: https://www.econsejos.com/anciana-escribe-carta-emocionante/?utm_medium=pinterest&utm_campaign=pinterest&utm_source=pinterest

sábado, 10 de julio de 2021

Cómo olvidar...

 Hay días...

"Desos" días, especialmente este mes de julio

Nada sencillo si el amor trasciende....


Aunque para ti no sea así..



La vida trasciende, me guste o no... sigas o no, siendo "el amor de mi vida"...

miércoles, 7 de julio de 2021

Aún Puedo hijos

AÚN PUEDO HIJOS...

Llévame a la calle, hijo, que aún tengo buenas piernas; a caminar sin rumbo fijo contigo no me sentiré vieja...

Invítame a tu casa, hijo, el Domingo en la mañana; a compartir tu buena mesa y sentirme acompañada...

Háblame con cariño, hijo, no me retes ni te alteres; los viejos somos como niños nos gusta que nos mimen, nos sonrían sin desaire...

Festeja mis ocurrencias, no critiques mis locuras; trataré de ser valiente aunque surjan amarguras...

No me alejes de tu lado, no me hables con regaño; tengo aún mi mente clara, los recuerdos son de antaño...

Ven a verme a casa, hijo, yo no te pediré nada; solamente tu presencia y contemplar tu cara...

No me dejes triste y sola, no me metas a la cama; los doctores se equivocan, el dolor esta en el alma....

Tomado de la web

.........................

Y si, la vida los absorbe, de tal manera que es difícil que nos tengan en sus mentes, pues la cotidianidad y el trabajo copa la vida. El tema es que lleguemos a viejos con la capacidad de sostenernos hasta donde podamos.

Reencuadrando el escrito, yo diría: quédense tranquilos, aún tengo buenas piernas y salgo sola a conocer mi entorno, no necesito que me invites a almorzar en domingo, he aprendido a estar sola durante estos últimos 3 años, y si me molesta un poco cuando me das ordenes como si fuera una niña, sigo trabajando y puedo sostenerme hasta cierto punto, gracias por apoyarme cuando lo necesito.

Zhair Marrero S.






El Viaje del Hèroe dentro de nosotros

Tomado desde la web... El viaje del Héroe , conocido como monomito, es un esquema narrativo ideado por Joseph Campbell (1904-1987), un profe...