lunes, 24 de marzo de 2014

Reflexiones en voz alta II

Los países en vías de desarrollo, (llamados así para no decirnos tercermundistas), tenemos economías de sobrevivencia.

Frases inéditas en Venezuela que nos describen por ejemplo “como vaya viniendo vamos viendo” (“Por estas calles” años 80’s), son parte de una nueva cultura que se construye con nuestros relatos cotidianos.

No somos un país rico en dinero, ni riquezas, lo primero es desmitificar el sueño petrolero, cuando no producimos lo que comemos, deudas externas galopantes que no son nuevas, que se vienen arrastrando desde los años sesenta y pico. "Somos pobres y seremos pobres hasta que no podamos cambiar nuestras realidades" se lo escuché a Aquiles.

Trabajar con nuestras declaraciones sobre lo que somos, es parte de construir nuevos valores que promuevan una nueva economía sustentable y autosustentable. Estoy más que convencida por lo que he visto y vivido en otros países que es posible. Peroooo el trabajo es de todos.

El emprendimiento, es un fenómeno que emerge de toda crisis económica, porque trabajadores si que somos, eso no nos lo quita nadie, somos madrugadores, para vender empanadas en la Baralt, o papita, maní y tostón en la autopista a las 7 de la mañana, el tema es encauzar el emprendimiento individual a un nivel diferente, donde el discurso promueve acciones individuales en el colectivo que siente la oportunidad de hacer cambios fundamentales en toda la estructura de su propia economía

No soy política, ni economista, ni intelectual, ni me interesa, porque lo que veo en lo que veo es el fracaso de estructuras políticas que ya no nos sirven, y economistas que no saben sumar, lo que declaro lo hago desde mi pequeña conciencia, la crisis no es política ni económica, para mi, es interna de cada venezolano o latinamericano que espera que el otro resuelva primero o le resuelva, aquí se llama "la papa pelada". La crisis es económica, cuando no nos alcanza para pagar nuestras mínimas necesidades.

Tener una profesión y un empleo estable no te da para tener tu propia vivienda, cada vez necesitas más entrenamiento para competir por los mismos puestos en empresas con sueldos que ya no son sustentables.

En mi niñez (años 60’s) recuerdo cuando mi Papá decía todos los meses de enero de cada año “la cosa esta mal”, y es que los empleados públicos cobraban en marzo en aquella época, y volvía a cargar su carro con mercancías que vendía por los pueblos en un rebusque para sacarnos adelante. Y lo hizo. Mi mamá siendo maestra y mi papá vendiendo cobijas y ventiladores, nos hicieron profesionales, no en el sueño americano, no, en el sueño de ellos venirse a Caracas para darnos una mejor vida.

Hoy, mucho ha cambiado, pero el trasfondo sigue siendo el mismo. Venezuela es de emprendedores que llenan sus motores de mercancías para vender y sobrevivir.

El cambio, ¿es posible? No lo se, es mucho cambiar tantas décadas en los que los criterios de selección interna, valores, creencias, y principios siguen siendo los mismos.

La autosustentabilidad de un país, depende de sus Ciudadanos, de lo que se construye en conjunto. Convertirte en autosustentable no es difícil. Hasta una mata de aguacates tengo en el apartamento pues!

Hasta el próximo post!
Zhair Marrero S.
hepacafes@gmail.com


jueves, 20 de marzo de 2014

Para cambiar un país...

Hoy con sentimientos encontrados. Los trapos sucios, se lavan en casa, rechazo públicamente intervención extranjera, ¿se quiere que un Dios nos venga a salvar del entuerto que nosotros mismos generamos? si, con la inacción, con el voto castigo, (eterno problema en Venezuela, nada ha cambiado desde Rómulo Betancourt), con el quítate tu pa' ponerme yo, donde lo importante es sobrevivir a costa de lo que sea, con el creernos salvadores de la patria, con el acorralamiento para que tomes una posición partidista, democrática o no...

¿Realmente creemos que con bombas extranjeras que no distinguen el rojo del azul o del amarillo, o del naranja, o del marrón, o del rosado, o del verde, o del morado o del negro o del blanco... vamos a solucionar nuestra crisis de VALORES?... pareciera que no sabemos siquiera quienes somos... mucho menos hacia dónde vamos o nos dejamos llevar... aquí más de uno anda en la guanábana todavía, con diferente color...

¿Perdimos nuestra identidad como pueblo? ya no se quien es quien... se parecen igualito, veo con asombro cómo la política nos separa hasta el punto de volvernos ciegos y estar dispuestos a desaparecer al otro... al hermano... al primo... al tio...

¿Encontraremos la razón de Ser en Venezuela un solo pueblo? con las diferencias normales?, con la inclusión social? Donde la familia vuelve a re-unirse? O simplemente es que da flojera ponerse a trabajar y echar pa'lante como siempre lo hemos hecho?

Estamos como los niños pequeños, acusetas, para que otro haga lo que no quiero hacer... solo falta que aparezca Peter Pan a salvarnos...

¿Quieres un mejor país? pues trabaja para convertirlo en un mejor país, en tu entorno, en tu casa... primeramente, recupera los valores, lo esencial... a hacer que valga pues...

Zhair Marrero S.

El Viaje del Hèroe dentro de nosotros

Tomado desde la web... El viaje del Héroe , conocido como monomito, es un esquema narrativo ideado por Joseph Campbell (1904-1987), un profe...