sábado, 19 de marzo de 2011

Solo con el tiempo...

Este poema describe mucho de lo que pasa con el tiempo. Aquellas cosas a las que no le veíamos salida de golpe al pasar los años, se fueron, posiblemente para siempre, aunque en el momento nos parecía que no iba a terminar el sufrimiento, luego nos damos cuenta que estamos felices de nuevo, incluso pensando en nuevas posibilidades. A veces me imagino que es como el mar, unos días tiene olas muy altas, que si no se sabe surfear, caemos en lo profundo y nos da un revolcón, pero otros días la tormenta pasa y tenemos un oleaje suave que más bien nos acaricia. Asi es la vida, con subes y bajas, una montaña rusa como escribí hace algún tiempo, y otras veces es ese oleaje que acaricia....

Con el tiempo aprendes....
Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes que solo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.

Con el tiempo te das cuenta de que si estas al lado de esa persona solo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás deseando no volver a verla.

Con el tiempo te das cuenta de que los amigos verdaderos valen mucho más que cualquier cantidad de dinero.

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado solo de amistades falsas.

Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es solo de almas grandes...

Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.

Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día lloraras por aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona, es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados.

Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana, es demasiado incierto para hacer planes.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás terriblemente a los que ayer estaban contigo y ahora se han marchado.

Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo.... ante una tumba..., ya no tiene ningún sentido...

Pero desafortunadamente....SOLO CON EL TIEMPO..

viernes, 4 de marzo de 2011

EL vínculo con el Padre, La Fuerza de lo masculino en nuestras vidas

El Vínculo con el Padre

La Fuerza de lo masculino en nuestras vidas.

La relación con el Padre y sus dificultades es algo que nos cuesta mucho en la vida, pue el paso al padre, lo da la madre, y si no tienen o tuvieron buena relación, sabemos de antemano que no tenemos el "permiso" para tomarlo.

El Padre muestra el mundo, nos lleva a la escuela y nos permite socializar, y si eso no ocurre, nos es cuesta arriba. Es el que da el permiso para ir a la escuela.

Si eres mujer, y no has tomado al padre, generalmente nos buscamos parejas que recreen de alguna manera nuestra necesidad, como hombres mayores, o tomamos su energía para poder salir adelante y si eres hombre, la confrontación con lo masculino es muy dificil para tomar lo que aporta el padre y se dirige hacia la madre, costándole un esfuerzo en lo económico.

Realiza el siguiente ejercicio, y observa lo que sientes dentro de ti:
"Siéntate confortablemente, cierra tus ojos y relaja tu cuerpo respirando algunas veces muy profundamente.
A cada respiración, nota que te sientes más relajada.
Mira, imagina, visualiza a tu padre delante de ti.
Adopta una distancia que te sea confortable.
Mira para él durante algunos segundos y contempla detrás de tu padre a los padres de él. Tus abuelos.
Observa también al lado de ellos a los hermanos y hermanas de tu padre, a los que están vivos y a los que ya se han ido.
Colócalos a todos allí, no te olvides de ninguno. Si te parece necesario incluir a los abuelos de tu padre, hazlo.
Coloca a tus bisabuelos detrás de los padres de tu padre. Si no los conociste, imagina en tu corazón cómo serían.
Mira a cada uno de ellos y a sus destinos.
Tómate un tiempo para percibir quiénes son las personas que deben estar allí detrás de tu padre.
Y en cuanto estén todos en sus posiciones, respira profundamente y mira otra vez para tu padre.
Y dile:
Padre, he recibido de ti la vida y eso es mucho.
Pero, además de eso, tú me has dado mucho más.
Es lo suficiente. Y lo que falta, lo haré por mí misma.
Yo recibo de ti esta vida por el precio que te ha costado y que me cuesta a mí.
Tú eres el mayor y yo la pequeña, la criatura.
Tú eres el Padre conveniente para mí y estoy feliz de que hayas elegido a mamá.
Vosotros dos sois los adecuados para mí.
Haré algo bueno con eso ahora..

Haz ahora una profunda reverencia de agradecimiento a tu padre y dile: honro tu destino.
Cuando estés preparada para levantarte, míralo nuevamente y di: Muchas Gracias.
Observa qué es lo que sucede con tu padre...
Observa qué sucede en tu interior, en tu íntimo...
Y siente qué es lo que se modifica en tu relación con él...
Percibe qué sucede con el amor..."
Adaptación, Tomado de Nathalie Favaron

Taller: Padre, Papá, papito, Pa, Viejo...
¿Cuál es tu tema?
Inversión Bs. 150
Productora en Valencia
Isamery Yusti: 0414-438.19.90

El Viaje del Hèroe dentro de nosotros

Tomado desde la web... El viaje del Héroe , conocido como monomito, es un esquema narrativo ideado por Joseph Campbell (1904-1987), un profe...