viernes, 30 de junio de 2017

Las Ciudades del "más o menos, por si acaso y mientras tanto"

"Más o menos, por si acaso y mientras tanto"... 

Son palabras que usamos mucho los venezolanos, como los fontaneros "de alambrito", y vamos haciendo las cosas "como vaya viniendo, vamos viendo", así, hemos perdido la perspectiva de futuro.

Imágen tomada del mismo link, el tema es que ya lo eliminaron
No hay duda que resolvemos, se los aseguro, resolvemos, sin perdernos en los detalles, esos que hacen una entrega más elegante o agraciada, solo porque lo bello o el ser espléndido, pareciera una pérdida de tiempo y desperdicio, al punto que en las relaciones ahora convertidas en mensajes de texto o whatsap, se abrevian palabras sin las vocales necesarias... Al final, te hice la entrega ¿pa'que más?




La dedicación que nos merecemos, tanto para resolver un asunto propio, dar una entrega de un producto, incluso el "déjalo asi", nos convirtió en cómodos vivientes o sobrevivientes a una crisis que nos toma a todos por igual, que "se veía venir" desde el "Sierra Nevada", "El Sacudón", etc. 

El último discurso presidencial donde se entregaron "Las arcas del Tesoro Nacional" con "tesoro" fue el de Raúl Leoni entregándole a Rafael Caldera, y luego, tiempo después, cuando toma el gobierno Carlos Andrés Pérez, ya "recibe un país Hipotecado" de manos de Caldera, ambos discursos están en youtube por si lo dudan.

De allá, desde los 60´s, para acá, el ´"cuánto hay pa'eso" parece ser la forma de lograr entregar un poquito más de servicio, para un servicio que genere una buena propina, que no tiene que ver con el valor intrínseco del servicio en si, pero que va incluido, en el que más importante que la satisfacción de haberlo hecho bien, se encuentra el interés monetario.

Venezuela no va a cambiar, pues haría falta una generación que sea repensada por los propios progenitores, los padres de familia, que no con su palabra, sino con su ejemplo se demuestren incorruptibles al deseo de "déjelo asi o el cuánto hay pa'eso", que demostremos valores diferentes a los hijos y a los nietos, haciendo la entrega de nuestros recursos internos, dando lo mejor de nosotros mismos, caminando la excelencia desde las creencias y entregando la tradición con respeto.

Si, se lo que estás pensando, Utopías de una soñadora!, 

Esta reflexión me la inspiró un artículo acerca de las "Ciudades Mientras tanto" del Arquitecto Lino Cáceres. Buen artículo.(por cierto lo eliminaron de la web, debe ser por lo revolucionario de la propuesta.

Para recuperar a Venezuela, primero tenemos que amar lo venezolano, lo que somos, la tradición, la familia, con eficiencia, eficacia, efectividad, pero sobre todo con excelencia. ¿Es una utopía soñarlo y hacerlo realidad?, no lo se... pero por algo se empieza!
Foto tomada por mi en Caracas


Ah! y no tiene que ver con gobiernos o desgobiernos, por si acaso, Venezuela es "Su Gente y Su Gentilicio".

Porque.."por un cielo como este y una tierra como ésta, jamás no lo perdonarán" (Franco de Vita)

Artículo de Leonardo Padrón:
http://leonardopadron.com/caracas-la-urgente/

Zhair Marrero S.

El link lo eliminaron de la web, http://www.recuperemoscaracas.com/uncategorized/las-ciudades-del-mientras-tanto/







El Viaje del Hèroe dentro de nosotros

Tomado desde la web... El viaje del Héroe , conocido como monomito, es un esquema narrativo ideado por Joseph Campbell (1904-1987), un profe...