miércoles, 12 de diciembre de 2007

Rilke, La nostalgia.... (esa cosa que nos va tomando por sorpresa)

Siempre Rilke, se me atraviesa, desde que escuché a Bert Hellinger nombrarlo, el tema es la forma en que nos toma la tristeza en nuestra vida, llega, lenta, profunda, no asusta, y se quiere quedar...

Poemas tempranos
(1899)

Ésta es la nostalgia: morar en la onda
y no tener patria en el tiempo.
Y éstos son los deseos: quedos diálogos
de las horas cotidianas con la eternidad.

Y eso es la vida. Hasta que de un ayer
suba la hora más solitaria de todas,
la que sonriendo, distinta a sus hermanas,
guarde silencio en presencia de lo eterno.
Berlín-Wilmersdorf, 3 de noviembre de 1897.

Resultado de imagen para la nostalgia

sábado, 8 de diciembre de 2007

Escribir como una forma de Sanación Interna V


Inicié un camino en esto de escribir para sanar, primero con mi terapeuta Martha Beato, en el proceso de vida que se inicia cuando hemos hecho lo imposible por mejorar algo que nos dice que ya esta muerto, y luego entre los cursos con Hellinger, con Laura Rincon Gallardo en el trabajo del niño interno, con las enseñanzas de Jirina Prekop.


En todo eso, encontré herramientas superpoderosas, que en poco tiempo me han llevado a recorrer mis emociones y legitimar lo que el cuerpo siente y la boca calla. No siempre fui así de gorda, cachetona si, pero es un cuento largo y voy a contarlo en partes, porque en esto de revisar mi vida con mi terapeuta, encontré por donde se inicia todo...

Así comenzó el proceso de sanación... Escribir un diario, de al menos tres páginas fue la tarea, no importa si no tienes nada que escribir, solo escribes "no tengo nada que escribir" N veces hasta que algo surge, algo importante, no importa si es negativo lo que sale, lo que importa es lo que sale y que lo dejes salir sin juicio. Sin cambiarlo, solo lo que viene a la cabeza...

Julia Cameron dice "A pesar de que en ocasiones estas páginas son coloridas, a menudo son negativas, fragmentarias, con un tono de autocompasión, repetitivas, tartamudeantes e infantiles, enojadas e insulsas, inclusive tontas, (na'guará) NO IMPORTA!!!".

El asunto es que hay que iniciar por algún lado, y a mí se me ocurrió que por mi nacimiento y salió algo así:

"Soy la primogenita, tal vez por eso tengo que pagar un precio...


Nací por forceps, antes de tiempo, siempre adelantada dicen por ahí, mi mamá se vio muy mal, casi se muere, y luego estuve e incubadora porque me dio bronconeumonia. Así es que de vez en cuando necesito una incubadora, alejarme un poco del mundo y de la gente, debe ser ese mercurio retrógrado que me cae en la cabeza del trabajo y me obliga a recluirme porque mi cuerpo lo necesita de vez en cuando.


Pero ese es otro tema... naci en La Victoria, Estado Aragua, nada que ver con toda la familia, o son de Lara o son de Miranda, pero yo vine a nacer en Aragua... y luego a losdos años se udaron a BArquisimeto, y solo duraron un año, y uego se mudaron para turmero, casa que recuerdo su ventana donde mi abuela me sentaba a mirar la calle, entre los dos y tres años, hasta que nos mudamos a Charallave desde los tres hasta los ocho que nació mi hermano.

No es tan sencillo ser hija única por ocho largos años de soledad, de jugar sola, de hablar sola, de inventarme historias, porque mis padres tenían que ir a trabajar y mi abuela que me cuidaba le tocaba hacer oficios en la casa...

Recuerdo vividamente mis tres años cuando me perdí en el auditorio donde mi madrina Aura se estaba graduando, recuerdo ver gente muy grande a mi alrededor que no conocía, y el miedo se instaló desde pequeña a las multitudes, me asfixio, me angustio, me paralizo y me da ansiedad, casi pánico... así crecí, jugando sola con una familia de muñecos, barría la casita y les hacía comidita, algo que aprendi de mi abuela, quien me dejaba jugar algunas veces con masa de arepas para "mis niñitos" 

Recuerdo vagamente algunas casas de mi infancia, la de Charallave especialmente, en la calle Ramón Figuera, todavía existe, allí me inscribieron en una escuelita de enfrente con la Srta Alicia para aprender las letras, por ahí por los cuatro años, una mujer encantadora, recuerdo su mano suave llevando la mía para dibujar las letras, hace poco me la conseguí en la calle y la reconoci, la abracé, está ya viejita, nunca se casó...

En esa misma casa, recuerdo que mi mamá tenia un jeep de lona, porque trabajaba en una escuela rural, y ansiaba irme con ella porque había un campo con mucho monte, y experiencias por recorrer, tenía un amiguito que me enseñó a pisar las chapas de pepsi y hacerles huequitos, y con cajas de fosforos grandes, hacíamos carritos que podían correr en el barro...

Era un monte hermoso, se llamaba El Loro, cerca de San Casimiro, había en verano monte con espigas, (será por eso que me gusta la tonada de las espigas de Simon Díaz), las colectabamos para hacer mazos para ramos de flores y adornar la mesa.

Era una vida sencilla, y de cualquier cosa teníamos permiso de hacer un juguete, me sentía libre, podía embarrialarme sin que me regañaran porque cuando llovía todo era un barrial...

A veces sueño con poder hacerlo algún día de nuevo, es una sensación de libertad absoluta, cuando tuve mis hijos, se lo permití, jugar con tierra, mojarse en la lluvia, jugar con una botella plástica de pepsi les gustaba más que una pelota... hermosos momentos de mi vida y de mis recuerdos...


Disfrutaba bailando, me encantaba bailar, me imaginaba que era una bailarina de ballet clásico, cosa que no pude ser porque tenía contextura "gruesa" mis huesos no eran finos ni delicados, así que bailaba al son de un picó (tocadiscos) el ritmo del Twist, me encantaba el twist, me ponía una falda ancha que me hicieron y a menear esa cintura, agachadita, pero con la música clásica me pasaba que me imaginaba tocando algún instrumento de esa orquesta, mi mamá tocaba el cuatro y el qunto, mi papá también, tengo el vgo recuerdo de verlo tocar la guitarra, ellos eran serenateros, asi se conocieron en Carora, asi la enamoro mi papá con una canción que me encanta, Dulce Aventura de Leo Marini  ahhh Carora de mis amores...  "

Anímate, inicia tus propias páginas, no hay reglas, solo escribe, y si te fastidias, pásale el corrector ortográfico de Word, sin juicios, deéjate llevar por esos recuerdos...


Les dejo la canciòn de Leo Marini...
Disfruta la letra... hermosa letra para enamorar...

martes, 20 de noviembre de 2007

Ser mamá de adolescentes... los hijos crecen, si señor, crecen...

Y un día, nos nace un bebé.... La verdad es que aprendemos a ser padres, justo cuando nos nace un bebé, y aunque te inscribas en la escuela para padres, nada como el momento del llanto para darnos cuenta que no sabemos nada, ahí nos damos cuenta que los hijos no vienen con manual, y no sabes lo que cuesta aprender a sentir los diferentes tipos de llanto...

Mi mejor amiga, Diana, (de esas amiguitas de la infancia) me dijo unas palabras muy sabias: "duerme lo que puedas hasta que nazca, aprovecha de dormir, pues una vez que nace más nunca en tu vida podrás dormir tranquila", y es la purita la verdad.

Por ahi revisé varios blogs y escritos de ser mamá. Todos o casi todos hablan mamás de niños pequeños, de juegos y etc. pero nadie te habla del momento en que crecen, y se convierten en adolescentes, y quieren romper los límites de todos los valores con los que creiste formarlos...

En mi época, que no es muy lejos, no existían los blogs, existían algunos libritos y folletos del Proyecto Familia, para desarrollar la inteligencia de los niños de 0 a 7 años.... y luego? nada, no había nada, no se si ahora lo hay, lo que he conseguido es madres adolescentes, pero madres con adolescentes no encontré nada....

Y no, no se duerme tranquilo cuando un hijo adolescente está en la calle, eso no viene con el manual de la escuela de padres, ni que tenga los años que tenga, estamos tranquilos, porque para nosotros asi como los blogs sobre ser mamá, los hijos parece que no crecieran, siempre son los pequeños, a los que hay que enseñar... PERO crecen, si señor, crecen, y los comenzamos a ver independientes, libres, haciendo lo que les gusta...

No se quedan pequeños, comienzan a dar su opinión, a no pedir permiso, a escoger su propia ropa y amigos y colegios, y universidad, y.... y ya no te toman en cuenta, porque eso es lo que duele, que ya no te tomen en cuenta, pero eso es lo que va, asi tiene que ser, eso es la vida. El adolescente no ve el peligro, siente que todo lo puede, que tiene fuerza, y que ya creció, y solo queda decirles: "como tú lo hagas esta bien para mi" y desde el corazón rezando para que les vaya bien.

La explicación objetiva es que las hormonas en la cantidad que emergen en el desarrollo, no es tolerada fácilmente por los sensores cerebrales, entonces el adolescente es rebelde no porque quiera ir en contra de sus padres, si no por la cantidad de hormonas segregadas en su cerebro y organismo y no sabe cómo manejarlas. Es un proceso físico que busca el equilibrio hormonal.

También quiere comenzar a marcar su territorio, su espacio de independencia, y nosotros como padres no ayudamos mucho en esto. Queremos controlarlo todo.

La explicación subjetiva es que ya quiere romper el cordón umbilical emocional, ese que lo hace ir libre hacia la vida y comenzar a buscar pareja, independizarse emocionalmente de los padres. Se siente grande y poderoso, siente que tiene el mundo en sus manos y que nada puede pasarle ahora que sus sentimientos hacia el otro sexo se manifiestan.

Es el camino hacia la autodependencia y autonomía emocional.

¿Cómo ayudarlos?

Mostrándole que las normas pueden venir de dentro de nosotros mismos mientras preserven nuetra vida, nos den seguridad y nos hagamos responsables de los resultados al saltarlas. Que al elaborar sus propias normas tomen en cuenta, sus propios valores y los nuestros, consensuar las diferencias, aprender criterios de elección y decisión, y sobre todo el asumir responsabilidades: de su cuarto, de sus estudios, y de los espacios que para si mismo reclama.


"Querida hija"
Aprendí contigo cuando te tuve en mis brazos por vez primera
a sentir el olor de la naturaleza nueva,
a sentir el contacto como brisa fresca que nos unía
y en tus ojos sentí el amor incondicional.

Sentí en mis pechos tu boca que succionaba la leche fresca que te ofrecìa,
sin siquiera estar consciente...

Solo miraba tus ojos, ojos que me anclaron a la vida...
Abrace tu cuerpo pequeño y le di calor cuando tuvo frío.
Te quedabas dormida en mis brazos cuando te bañabas conmigo.

Velé muchas noches tu sueño y en el fondo, quise que no crecieras...
que siempre fueras "mi niña pequeña, mi muñequita".

Pero la vida sigue y no le importó mis sentimientos, y en su curso te llevó a crecer
y nos fuimos separando.

Hoy a tus 19, aún veo tu carita pequeña que yo acariciaba.
Tus cabellos que yo peinaba, pero...
ya no podemos acercarnos una a la otra...

Asiento a la vida y se que nos separa inevitablemente hija,
que la vida y el amor te esperan en la puerta, y que de cuando en cuando
nos encontraremos para darnos un abrazo.

Quiero que sepas hoy que cuentas conmigo,
para cargarte algunas veces,
abrazarte otras,
para llenarte de mi esencia irreemplazable porque es única
con un amor que solo da... y tu solo tomas...
y la única forma que tienes para devolverlo,
es pasar la vida a su vez, en su momento.

Vive la ternura, el agrado de ver
de cooperar, la alegría, la poesía, el romance,
y sobre todo el amor por ti misma,
porque asi habrás cumplido con Dios,
le habrás sido fiel a su mandato:
"amar a otros como nos amamos a nosotros mismos".

Naciste para brillar, para ser una estrella,
para irradiar luz y amor al universo entero,
eres libre mientras sigas a tu propia estrella..

¿Sábes que respondía cuando me decían que te cargaba mucho?
que si yo no te cargaba y abrazaba ¿Quién lo iba a hacer?
¿Y si se malcría?

Hija, solo sabemos hacer lo que se hizo con nosotros,
y si podemos hacerlo diferente, con dignidad,
desde el amor, entonces estarás lista para ser una verdadera mujer.
9-07-2006.

martes, 2 de octubre de 2007

Raices...

La verdad es que escribir sobre raices, es referirme un poco a lo que mi hermano escribe sobre mamá y papá, sobre si irnos o quedarnos en nuestra patria, y su amor por el estado Lara, en el que quisiera él haber nacido, estado que adoptó como propio, con sus pueblos y sus latitudes, alegrias y tristezas que recuerdan remembranzas de un pasado.

"Sin raices no hay alas para volar" Bertold Ulsamer

Y es que el país donde nacemos nos siembra en su tierra, tierra fresca con olor a lluvia y mastranto. Naci en la Victoria, no en el Estado Lara, en el Estado Aragua. Y el sitio donde nacemos marca un poco nuestra ruta..

En la Victoria se celebró la Batalla de la Juventud, con José Felíx Rivas al frente:

"Con un puñado de universitarios y seminaristas, José Félix Ribas y Campo Elías se cubrieron de gloria al derrotar en La Victoria a Boves y Morales el 12 de febrero de 1814.

Después de haber dejado bien protegida a Caracas mediante la construcción de una «ciudadela» formada por 25 manzanas en tomo a la Plaza Mayor, Ribas reúne un puñado de jóvenes inexpertos en el uso del fusil, armados más que todo del coraje que inspira la defensa de la patria, y con ellos, que unidos a los soldados no pasan de 1.500, marcha a La Victoria a enfrentarse a las tropas realistas, que tienen unos 2.500 hombres.

La batalla comenzó antes de las 8 de la mañana, y a las cinco de la tarde aún no se había decidido por ningún bando. Finalmente, cuando ya empieza a oscurecer y los patriotas están más comprometidos resistiendo los ataques de Morales, aparece Vicente Campo Elías con un valioso refuerzo de 220 soldados, lo cual fue suficiente para que con el empuje de Mariano Montilla, Sedeño, los hermanos Padrón, Campo Elías y el propio Ribas, se obtuviera el espléndido triunfo de la Victoria. Unos cien patriotas murieron, entre ellos el coronel Rivas Dávila.

La de La Victoria fue una batalla que, si se atiende a la enorme diferencia numérica, era imposible que ganaran los patriotas; sin embargo, el coraje, el encendido patriotismo de Ribas, «airado e imponente como el ángel terrible de Ezequías», así como el oportuno auxilio de Campo Elías, lograron el milagro del triunfo, un triunfo que lo fue de la juventud que heroicamente se inmoló ese día en La Victoria. Esta batalla impide el intento realista de cortar las comunicaciones entre Caracas y Valencia."....

Y traigo esta historia porque en mi trabajo del Taller "El árbol familiar la fuerza de nuestros ancestros", cuando investigo sobre la ciudad donde nacemos, encuentro que nuestra vida registra algunos hechos que tienen que ver con ese lugar, pareciera que nuestro cordón umbilical se siembra en la ciudad y nos nutre con su historia.

Los que conozco hasta ahora que nacimos en la Victoria, desde jovenes, (coincide la edad de los seminaristas 16 a 20 años), llevamos en nuestra ruta, la lucha, la independencia, y a veces pareciera que tenemos que armarnos de valor y coraje para defender lo que es nuestro. La lucha por un territorio emocional, afectivo, por defender nuestra autonomia y a veces nuestra propia soledad en esos cuarteles mentales.

Aprender a defender lo nuestro, es establecer límites para el otro, y salir de la inmolación emocional en la que vivimos como victimas, ahora ya no se requiere de la lucha con el otro, es mirar que todos libramos una batalla interior, cada quien tiene la propia, salir de ella es salir por la puerta grande del soltar, dejar atrás, perdonar, asentir, asumir lo nuestro y seguir adelante con la vida.

Hace poco fui a La Victoria a buscar mi partida de nacimiento, el camino hacia el pueblo esta lleno de caña de azucar, de verde, de palmeras, de lomas verdes que invitan al silencio, a la reflexión, a vivir, no, no tengo recuerdos, estan muy lejos, apenas nací allí y quizás vivi un año o dos.

Sentí un vacío, nada me parece conocido ya, y aquello que pensé me recibiría con los brazos abiertos, no estaba, tomé un poco de tierra y me la llevo conmigo en mi corazón, me despidió si, con un hermoso atardecer, lo deje ir con todo lo que ello significa, se fue la lucha, allí en el ocaso estaban los jovenes que murieron por sus ideales, allí se fueron las batallas, mis batallas internas, a ese lugar donde no hay buenos ni malos, a ese lugar de donde todo procede y a donde todo retornará, y cuando el sol ya se ocultó, recorde que por ahi tenia algo de hace tiempo y que es hora de dejar atrás:

Seguramente no pudiste
seguramente no supiste
seguramente las circunstancias de a vida te llevaron a no estar presente.

¿Y qué hago yo ahora?, aqui, sola, vacía con un hueco enorme
que no se llena con cosas, ni con actividades
que no lo llena él, que no lo llena nadie, más que tu ausencia.

Los usé a todos, en la búsqueda incansable.
Seguramente me has querido
seguramente me has amado
pero yo, no te he sentido.

Me hicieron falta tus manos
me hicieron falta tus abrazos
me hicieron falta tus caricias
me hicistes falta.

Hice de la espiritualidad mi consuelo
pero solo abrazaba a mi Alma
y en mi piel solo sentía
el placer de la desconfianza.
Asi pasaron los tiempos, y con ellos aprendí a curar mis propias heridas,

me encerré en un caparazón, una cubierta de grasa y carne,
donde lamía mis desventuras,
donde encontré mi propio rechazo, mi rabia y mi desprecio.
y la busqueda terminó, encontré mi piel, una tarde cualquiera, bajo la dirección sublime de una sacerdotiza de luna y miel,
que hizo imprimir tus huellas perfectas:imprimio tus manos,
imprimió tu utero cálido que una vez me contuvo.
Imprimió en mi piel la luz del amanecer a la vida,
salí del hueco oscuro, por una escalera,
por un canal de amor, sellada para siempre con el símnolo invisible
de los que ahora podemos amar y entregarnos.

Hoy te veo y puedo amarte como sea,
como fué, como es, como será mañana en el espacio infinito del tiempo.
Hoy llena de ti, de tu esencia
por primera vez respiro por los poros abiertos,
sensibles al perfume de la vida.
¿Sabes? ahora descubro el sentir de la vida,
puedo sentirlo a él, puedo oler su esencia y diferenciarme
Puedo mirarme con dignidad, amor y respeto, primer paso que doy en el redescubrimiento de la vida.
Gracias por la vida que me diste, mamá.


Dic. 2003

Escribir como forma de sanacion interna IV

Quiero compartir con Uds. un escrito de una estudiante de Constelaciones Familiares que encontró a través de la escritura como comunicarse con su Tataraabuelita, darle las gracias por lo que puede venir de ella y pedirle la bendición si lo hace diferente:

A mi Tatarabuela: no se quien fuiste, ni donde anduviste,
¿quién eras?, ni santo, ni seña,
pero esta en mí, en mí sangre, mi sonrisa es como la tuya,
nunca pregunte por ti a mi abuela, ni siquiera por su madre,
ahora que ya no esta, ¿como saber de ti?,
Miro hacia atrás y espero que me sea revelado lo que haya de ser revelado,
mil preguntas sin respuesta, mil lágrimas han corrido,
cuantos hijos perdidos entre guerras y olvido,
hombres van otros vinieron, que amor,
el amor de madre siempre fue, es y será miedo, dolor y tristeza por los que con deseo vinieron pero no nacieron,
dolor, y tristeza por los que se fueron, al crecer, olvido, olvido, rabia, y rencor, después de todo lo hecho,
los hombres no estaban, las hijas solas quedaban y el dolor solo se siente.
Juntas y se pasó la vida, junto con la desconfianza.
Así la entrega duele, los hijos mueren, todo duele,
que más se puede hacer que desear no sentir,
que desear no parir, y aunque pudimos algunas veces,
nos resistimos y allí perdimos,
Más tristeza porque amor no hay como antes hubo,
solo dolor, dolor y miedo, voces de terror, llegan hasta ti,
Y si fuimos buenas pariendo ¿quien te dijo que no se supera ese dolor?,
más fuerte es el perder o la partida, queda vacía la vida, se desgarran las almas,
sufre el silencio, queda el frío, la muerte reina, y los hombres no llenan el vacio.

Recuerdos lejanos, palabras sabias llegan, el Amor llega y los nuevos hijos vienen,
porque somos todas en una, la fuerza de todas llega, aunque una no quiera, la suma de todas llega, y se hace presente, deja el dolor y el miedo nosotras lo cargamos libra tu alma, nosotras cargamos, por ti lo hicimos una y otra vez, bendice a tus hijos en nuestro nombre, llegaran a ser hombres, puros, justos, libres, de otros mundos libres,
llegan a ser todos hombres, es él y así será,
lejos de casa porque de allí vinieron los hombres que sembraron en nosotras, los hombres, los hijos, hoy bendicelos.
Secretos, secretos que nunca se abren,
unos duelen, otros huelen mal, lo malo pasa y se integra a nosotros, a los unos y las otras, nosotros ya cargamos, fué suficiente...
Por favor libéranos, haz y deja saber, con Amor, como familia, lo bueno en ti y en nosotros, no hay bueno ni malo, fuimos tantos, que nosotros lo cargamos,
hazlo como tengas que hacer, eso ya esta así por Ley, ley de nuevo, ley de nuevo,
cambios nuevos, sangre fuerte, sangre sana, bendice a los que vienen de ti, sin miedo con compasión esa es tu misión,
Amor al hombre, respeto al hombre y a los hijos que vendrán de él,
cuida los vientres del frío, él sera tu alivio, clamor oído verá tu hijo y los hijos de tus hijos...
Querida Tatarabuela...

viernes, 14 de septiembre de 2007

Amar es una decisión

Amar es una decisión, la oración no me pertenece, a quien se la escuché primero fué a Martha Ortíz, psicóloga del Instituto Prekop de México, quien nos mencionó que Jirina Prekop la soltó en uno de sus eventos, la original es asi: "Amar es un acto de voluntad".

Y es que amar implica eso: tomar una decisión voluntaria de quedarnos o irnos de la relación de pareja.

No, el tema no es fácil, porque es fácil divorciarse hoy en día y salir corriendo rápidito de lo que signifique conflicto, y sin resolverlo, dejamos atrás embrollos, líos, enredos sistémicos, que luego las siguientes generaciones repiten una y otra vez, tal como lo venimos haciendo nosotros mismos. 

Pensamos que luego se disolverán con el tiempo, pero no es asi. La vida siempre cobra lo que debemos, hasta siete generaciones después de mi, y no es cuento, hoy estamos repitiendo historias de mujeres y hombres de nuestra familia que no resolvieron sus rollos, que huyeron de sus responsabilidades, porque era la opción para poder sobrevivir, y que hoy con otros rostros, otras ciudades, se nos muestran de diferente forma a ver si estamos preparados para resolverlo, quedarnos, o volver a huir rapidito.

Lo difícil hoy en día es decir: a pesar de todo esto hoy me quedo y veo como lo resuelvo. Y es que anclado en el Inconsciente Colectivo perdimos la capacidad de resolver los conflictos y enfrentarlos de la mejor manera, fuimos entrenados para la guerra, desde chiquiticos se nos enseña que estamos en la supervivencia del más fuerte, que para yo ganar, necesariamente tu tienes que perder, recordemos el preescolar, cuando algún chico o chica le pegaron y llego a casa con algunos morados y la ropa sucia ¿Qué decían nuestros papás? ¿qué decimos hoy en día nosotros? frases como esta: - defiéndete, si vuelves a llegar aquí asi, la que te va a pegar soy yo..... etc. Y asi crecimos, con amor ciego, y en su nombre repitiendo una vez más la historia sin fin, es lo fácil.

Cambiar eso en el inconsciente colectivo, es trabajo individual de cada uno, y aterrizar en nuestra propia conciencia para tomar decisiones que incluyen el respeto por el otro, el reconocimiento de lo mio, el reconocimiento de lo que en verdad ES.

Dirimir las asperezas en la pareja, resolver nuestras rabias y frustraciones sin proyectarlas en el otro es tarea titánica de reconstruir nuestras heridas emocionales, heridas que vienen de nuestra propia infancia, sin idealizar a nuestros padres, resolviendo nuestros duelos, es entonces que tal vez con todos esos parchitos, podamos ver a nuestra pareja como la que realmente es. Me gusta decir que la pareja ideal no existe, la pareja ideal es la que tienes ahora, la que te tocó, la que penetró tu herida y te la muestra para que la resuelvas. Así podemos llegar a vivir con la persona que aún a pesar de nosotros mismos se queda a dormir en la almohada que esta al lado de la nuestra.

A veces llegan personas a terapia, acusando a su pareja de sus propias desventuras, y a veces me pregunto en silencio, ¿qué le hizo ella o él antes para que la pareja reaccionara de esa forma? y allí a veces está la respuesta. Somos muy buenos hijos de nuestra familia, y esa conciencia a veces nos hace defender nuestra propia historia sin incluir la otra la del otro. Actuamos desde nuestra buena conciencia, ¿y sabes qué? nuestra pareja también.

¿Cuánto en verdad estás dispuest@ a conversar, negociar, transformar, trascender? y es que no se trata de ganar y perder como nos entrenaron, en la pareja se trata de ganar-ganar, de consensuar, de hablar de lo que siento, de hablar de mi herida y lo que de allí reconozco y puedo cambiar, y saber, de asumir mi responsabilidad, de mis emociones, de mi conducta, de mis pensamientos y ser consciente, que si el "otro" no cambia, saber que si eso viene de su familia, que es más grande que él mismo, que lo sobrepasa, y yo decido: Me quedo o me voy, y si me quedo, me quedo y no me quejo, me quedo por decisión de amar, me quedo aunque el acontecimiento se repita una y otra vez, y ser complaciente a eso, y cuando asiento a ese destino que elegí consciente, es posible que algo suceda, sin promesas, día a día, en el presente, disfrutando de lo que es, tal cual es, sin pretender cambiarlo.

Asumir dentro de la pareja, implica salir de nuestro sistema de origen con toda su fuerza. La familia tiene mucha fuerza, y nos hala hacia ellos. "Para que un sistema nuevo prevalezca, el anterior debe dejarse", y dejarlo es trabajo personal, asi quedamos libres con la bendición de todos los ancestros.

Y si decido irme, saber que si no le doy un lugar en mi corazón a lo sucedido y lo trasciendo con amor, se volverá a repetir, con otros rostros, otras ciudades, otras historias.

No es fácil vivir contigo, ni conmigo, ni con el vecino, porque en nuestra mente siempre está el oscuro deseo por el pasto del vecino, creemos que es más verde que el nuestro...Amar es una decisión... me quedo o me voy!
Zhair Marrero S.

lunes, 10 de septiembre de 2007

Escribir como forma de sanacion interna III

Cartas a nuestra familia.

El trabajo de las cartas a cada uno de los integrantes de la familia, se convierte en sanador cuando:
1.- Reconocemos lo que es, tal cual es, sin pretender cambiarlo. Lo que ya sucedió, sucedió y no hay forma de borrar la foto interna, la imagen interna, y lo que si podemos hacer, es despegarle a esa foto, la emocionalidad que le anclamos en el momento. Usamos el mensaje yo para la expresión de la emoción. Es un si a lo que sucedió.
2.- Nos reconciliamos con nosotros primero, sanando nuestra herida, y reconciliamos en nuestro interior el amor que se interrumpió con el otro o con el suceso, integrándolo en nuestro corazón. Es un gracias por el suceso, ya que eso aunque lo vemos desconectado de nuestra realidad actual, ha hecho de mi lo que soy hoy en día.
3.- Reencontrarnos implica algo más, un paso adelante con nosotros, con lo que sigue, con la meta, con la pareja, con el trabajo, con lo que sea que estaba limitado, es un reencuentro con nuestra vida, con la bendición de nuestros ancestros.

Un cuentito referido a lo anterior:  Este era un señor de un pueblo que fue a buscar trabajo como portero de un bar que estaba solicitando empleados, y cuando le ponen la planilla para rellenarla, el señor le dice al dueño que no sabe leer ni escribir. Por supuesto que no lo empleó.

Este señor no encontraba qué hacer y con unas pocas herramientas que tenía, comenzó a arreglar los muebles de su casa, ya que no tenía como comprar unos nuevos, un vecino que lo vio, le pidió que le arreglara algunas cosas que en su casa también estaban dañadas, así que poco a poco fue tomando fama de buen reparador de muebles.

Pasaron algunos años, y el señor del cuento montó una gran carpintería y reparación de muebles, que con los altos ingresos que le daba, -pues venían de otros pueblos a traerle trabajo-, además de emplear a varios desempleados del pueblo, comenzó a ayudar a resolver algunos conflictos de ese pueblo.

Un día, en el aniversario y las fiestas patronales, el alcalde quiso hacerle un reconocimiento y cuando lo llamó al podio para darle el reconocimiento, al mismo tiempo que quería ser aleccionador para los que escuchaban, dijo:
-Imagínense, el Señor es una muestra y ejemplo para muchos de nosotros de constancia, trabajo, dedicación, excelencia, etc. etc.,. imagínense que sería del este señor si supiera leer y escribir
A lo que el señor contestó:
-Estaría de portero en el bar del pueblo.


A veces nos pasan cosas en la vida y creemos que es culpa de otros, nos preguntamos porqué a mi, y tiempo después podemos reconocer que los acontecimientos que nos pasaron tenían una buena intención, estaban allí para cambiar nuestro destino y guiarnos hacia otros rumbos.

No hay errores en la vida, hay experiencias de aprendizaje, así que cuando sientas que lo que te sucede es un error del destino, busca un poco más, debajo de lo que es evidente, mira el trasfondo y encontrarás seguramente una razón mayor que cambia tu destino…

Asiente a ese destino, mira con amor el suceso por muy terrible que este parezca, dale gracias a la vida que aún continua a través de ti y luego toma acciones de esa experiencia para cambiar y mirar con otros ojos nuevamente la vida.

A mi hermano Fran:
Cuando llegaste a ésta familia, fue muy duro para mi, toda la gente me decía que había perdido el puesto, y no se que pasa en la mente de un niño cuando le dicen eso, porque no sabemos qué puesto es el que perdimos y ese usurpador viene a quitárnoslo.

No te esperaba, estuve tanto tiempo sola, casi 8 años, casi hija única, y ahora llegabas tu.


Así llegó la primera navidad, y cuando fui al arbolito, encontré muchos regalos, y no había nada para ti, me dijeron que eras muy pequeño, que apenas tenías días, en tu cuna solo había un perrito con pitico que te trajo el niño Jesús, fue en ese momento que sentí algo por ti, nunca te lo he dicho, comencé a amarte, te llevé mis juguetes y quería jugar contigo, pero no me dejaron, porque mis muñecas no te servían, eras un varón y eras muy pequeño, muy frágil.

Así nos hicimos distantes, en tiempo y en acercamiento, yo era muy grande para jugar contigo y podía hacerte daño. Nunca me dejaron tocarte, ni acercarme mucho si no estaba alguien grande conmigo. Así crecimos, tu en lo tuyo, yo en lo mío.

Así seguí en mi soledad y silencio interno, desconectándome cada vez más de ti y de todos.

Hoy quiero a veces acercarme y tu tampoco me dejas, y a veces tengo miedo de acercarme, por aquello de que puedo hacerte daño, aunque ya no soy más grande en tamaño que tu. Yo solo llegué primero, y ese fue el precio que pagamos juntos.


Hoy quiero que sepas que en mis silencios hay amor hacia ti, que ya es tarde para jugar juntos, que crecimos separados, te sigo desde la distancia, la vida sigue y ya tenemos hijos, que se ven muy poco, que poco comparten, y el tiempo pasa…

Hoy quiero que sepas que enseñé a mis hijos a amarse, a que cuentan el uno con el otro, a que estén juntos y jueguen, rían, y sean hermanos, y que podemos tener exparejas, examigos, pero nunca un exhermano…

Esta navidad, volveremos a hacer hallacas, esta navidad quiero hacerlo diferente, déjame abrazarte con mi Alma, querido hermano
….


Agosto 2007.

Zhair Marrero S.
Docente, especialidad en dificultad para el aprendizaje
Consteladora familiar
email: hepacafes@gmail.com

lunes, 3 de septiembre de 2007

Escribir como forma de sanacion interna II

Por los predios de Ailuz en Maracaibo, se dictó un taller "Escribir para sanar", que por cierto tiene un blogspot con el mismo nombre, cuyo autor es Jesús Nieves Montero, y del cual voy a citar:

"la palabra tiene un poder particular, es capaz de crear y de destruir, de enamorar o de agredir. Pero, además, la palabra escrita, tiene el potencial de curar. Cuando logramos llevar a palabras nuestras ambiciones, miedos, frustraciones, reconres, amores, parece que logramos ver un poco más claro que cuando nos asomamos al caos que suele ser el estado natural de la mente. Pero cuando esas palabras las llevamos al papel, el proceso se potencia porque, además de darle aún mayor coherencia y forma, podemos tener un registro de todas estas emociones, el cual podemos revisar cada vez que tengamos la necesidad de hacer "corte de cuenta"."

Palabras de las que me hago eco, pues resuenan en mi interior cuando escribo y cuando le pido a mis estudiantes y clientes que escriban sus propias cartas. Lo que rescato hoy, es que de alguna manera tienen principios básicos desde la experiencia del trabajo:

1.- Respeto por ti, y por los involucrados
2.- El uso de palabras que transforman y que cambian el contexto y el significado de la emoción.
3.- El resultado final como efecto visible de sanación en todo el sistema involucrado.

y continúo citando a Jesús Nieves Montero, de sus escritos en el blog 11-08-2006:

"...Y es a partir de esta magia de la palabra escrita desde la cual podemos comenzar a pensar en verdaderos procesos, primero de conocimiento, luego de transformación y, en los niveles más depurados de su práctica, en una verdadera sanación.

Las definiciones son importantes: al hablar acá de sanación o curación (usaremos como sinónimos ambos términos) en primer lugar nos referimos a una recuperación o mantenimiento del equilibrio mental y/o emocional.

No hablamos de fórmulas milagrosas que hacen desaparecer tumores o acaban con alguna otra enfermedad crónica, pero, sin duda, apunta hacia un área que a veces injustamente descuidamos y que influye directamente en la forma como enfrentamos nuestra vida: las técnicas de escritura creativa propuestas y empleadas en herramientas como las propuestas por Escribir para sanar como el diario y el relato de sanación permiten dar orden al caos, armonizar la vida, encontrar puntos de paz, de tranquilidad desde los cuales se pueden construir soluciones integrales y permanentes."

Y yo me atrevería a decir algo más, influye sobre todo en el área emocional que injustamente descuidamos decididamente por darle mayor importancia a lo cognoscitivo sin antes "curar tu corazón herido" como dice la canción. Poco a poco voy a tomar algunos de sus escritos y de lo que sabemos a través de internert sobre lo que significa escribir como forma de sanación interna. Te recomiendo hurgar el blog www.escribirparasanar.blogspot.com allí encontrarás sugerencias para un diario de escritura.

Por el momento quiero compartir el siguiente escrito, y está dedicado a las personas que lloran cuando rien, y que no saben de quién y para quién son las lágrimas.

¿Para quién son tus lágrimas?

Y las lágrimas son de quien?
Si me rio, lloro, y me pregunto
¿de quién son las lágrimas?
Si estoy triste, lloro, y me pregunto
¿de quién son las lágrimas?
Si me reconoces, lloro, y me pregunto
¿de quién son las lágrimas?
Si me alegro, lloro y me pregunto
¿de quién? ¿De quién son las lágrimas?

Mami, lloro por ti una y mil veces, lo hice por ti

Y tu rabia, fue la mía
Y tu tristeza, fue la mía
Y tu dolor, fue el mío
Y tu soledad, fue la mía
Y mis lagrimas fueron las que no pudiste expresar cuando no hubo regalos en tu cumpleaños, y mis lagrimas fueron las que no pudiste dejar salir cuando no hubo torta, cuando no hubo vestidos, cuando no hubo libros, cuando no hubo universidad…

Y yo, por amarte, cargué con eso, y también lloré por mi rabia, mis frustraciones, mis tristezas, mis dolores, por mi soledad.

Mami, esto fue muy grande para mi.

Mami ahora tengo 2 hijos
Y mi hija llora por mis amores que no fueron
Y mi hija sintió mis rabias
Y mi hija sintió mis tristezas
Y mi hija también lloró por mi…

Mami, en un baúl de cristal coloque tus lágrimas, una a una,
y las guardé como piedras preciosas
y tomé tu risa, y tomé tus canciones y tu voz hermosa en mis recuerdos
y tomé tu musica y la vida que me distes…

Mami, hoy quiero reir bonito, y lo haré por mi.
Mami, mi hija es libre ahora
y su risa es bella
y su risa es cantarina
y su risa es mi música
Todo en orden mami,
gracias por la vida que me distes!!
Abril, 10 de 2005.

Que tus lágrimas se conviertan en la risa cristalina del orden en tu propia Alma...

Anímate a escribir sobre ti, sobre tus emociones, tal vez en un diario, sigue las instrucciones de tu Alma, y solo escribe, deja que el lápiz se deslice por el papel, o tus dedos por el teclado y una hoja abierta en word, y ese será tu inicio...

Zhair

miércoles, 22 de agosto de 2007

La escritura como forma de sanación interna

En mi trabajo personal de Constelaciones Familiares y de AT con mis terapéutas Carolina Castillo y Martha Beato, hice algunas tareas que fueron difíciles en principio, que hoy son parte de mi propio trabajo como terapéuta, con mis clientes y estudiantes.

Escribir las cartas, escribir nuestras angustias, escribir es sanador si hay respeto por nosotros mismos, honrar a los que vinieron primero, con sus historias, con sus procesos, honrar de donde viene nuestra vida, y lo que sigue después de ella.

Voy a compartir contigo algunas cartas de mis propias historias, algunas cartas de mis clientes y de estudiantes que me autorizaron a ello, y el propósito es que si te despierta algo en tu interior, también sanes lo tuyo. Dejo un espacio abierto a tus preguntas, a tus cartas: promoviendo.vida@gmail.com , como una forma de interactuar y sanar... por supuesto que cambiaremos nombres, por ese respeto...

Usar la escritura como forma de sanación interna de nuestras emociones y dinámicas es un trabajo terapéutico, al respecto Alejandro Jodorowsky menciona en alguno de sus escritos, que trabajar con tus ancestros es llevarlos a un estado de iluminacion, que nos permite a nosotros liberarnos.

A mi abuelita, dondequiera que estés:

Por lo que viviste, por aquello que eres,
Te honramos, te damos las gracias,
porque nos cuidaste cuando eramos niños
Por tu inocencia, inocencia que fue tu ignorancia de las cosas de la vida,

inocencia que te desconectó en un momento de la realidad.
Por las hijas que tuviste y los que no tuviste,
siempre estarás en nuestro corazón que no te supo expresar su amor, ni su dolor.
Hoy me imagino tus barrigas, todas juntas, las veces que las tuviste,

porque ni siquiera sabías lo que era tener un hijo, me imagino tu inocencia
que conservaste hasta el último de tus días.
Recuerdo tus ojos, que miraban esquivo, tristes, lejanos en el tiempo.
Y en tus ultimos días, tu mirada traspasaba la nuestra,
ya no nos mirabas, mirabas un punto vacío,

un punto que te llevaba a tus propios recuerdos, buenos y malos…
Tus ojos transparentes casi que imploraban que te dejaran ir tranquila, tus ojos grises y vidriosos que ya no estaba aquí, sino en un lugar donde lo bueno y lo malo no existe, donde hay esperanza… donde la muerte le sirve a la vida, donde simplemente se ES.

Ahora se que tuviste tres hijos, uno que no nacio vivo y que no lo mencionastes nunca, y dos hijas. Ese que no nació, el que te vino a buscar, el que te abrió la puerta al más allá, ese niñito rubio y lindo que te esperaba detrás de la puerta, A mi mamá, la mayor, la que regalastes y que luego te encontró sirviendole a otros en otras casas, casas ajenas, con vergüenza.

Tu vergüenza, que escondiste por un tiempo, que hermosa, nosotros la tuvimos muchas veces, y así nos sentimos mejor, A mi tía, también la regalaste, siempre con la intención que ellas tuvieran una mejor vida, siempre de lejos, y de lejos ellas tenían la oportunidad de sobrevivir, tal como lo hicieron.. nos hemos sentido de menos muchas veces abuelita, nos hemos sentido inferior a todos, al punto de querer en nuestro interior salir de las relaciones, salir de nuestras casas, salir de nuestros matrimonios por amor inocente,

Y cómo vamos a tener éxito?, si tu no lo tuviste,
Y cómo vamos a quedarnos con nuestras casas? si tampoco la tuviste
Y cómo vamos a quedarnos en parejas? si no pudiste tener la tuya
Sentimos que las palabras de crítica nos hieren profundamente abuelita, sentimos que con eso nos violan, adentro, muy adentro… como pudieron violarte tus hombres, hermosos hombres de los cuales viene la vida… la nuestra...
Hoy te honramos, honramos tu destino,
Destino del cual venimos, nacemos y recibimos la vida
Y te pedimos por favor, por favor, por favor
Mira con buenos ojos a nuestros hijos, bendícelos,
ellos son inocentes, bendícelos y bendicenos si ahora lo hacemos diferente.

Y cada vez que tengamos éxito, cada vez que tengamos una casa, cada vez que podamos estar con nuestras parejas sin sentirnos violados, maltratados, solos, y pensemos en dejarlo todo y huir… huir a casas ajenas..
Te lo dedicaremos, por esas cosas que no pudiste lograr, y en tu nombre
por el éxito, por nuestras profesiones, por nuestras parejas, por nuestros hijos, también te honraremos con dignidad.
Gracias por haber decidido tener a nuestra mamá
A mi mami, la mejor…

Con amor y honra:
Tus nietos
8-4-2006

Zhair Marrero S.
Docente, especialidad en dificultad para el aprendizaje
Consteladora familiar
email: hepacafes@gmail.com

miércoles, 18 de julio de 2007

Primero lo primero: Honrar la vida

Hablar de la vida, es hablar de lo que viene y sigue después de ella, una eterna y circular polaridad, es hablar de la muerte también. De un ciclo que comienza y uno que termina, de un tiempo, de un paréntesis temporal del trascurrir.


La respuesta a la pregunta ¿de donde venimos?, pertenece a las incógnitas de la humanidad. Es en primera instancia reconocer que viene a través de nuestros padres, los sobrepasa y luego nos sobrepasará a nosotros.

Si en retropectiva miras por un momento hacia atrás, la vida que hoy disfrutas, traspasó generaciones y generaciones de hombres y mujeres, hasta llegar a ti, y aunque al final de todo, aún la ciencia y la espiritualidad se debaten si estamos aqui por evolución de las especies o por principios creadores, digamos que con la una y con la otra, con ambas visiones, sabemos que hay algo más allá de lo evidente que nos anima y que va más allá del cuerpo físico de una persona. Para este blog, lo llamaremos Alma.

Y esa Alma, viene de algo más grande, el Alma de una familia, que al mismo tiempo, viene de una más grande, el Alma de la Humanidad entera, y por sistémica si seguimos así, viene de "aquello" que algunos llaman Dios, otros Gran Espíritu, otros universo... en fin, como sea tu creencia, de "aquello" viene la vida, tu vida.

Hoy solo quiero que reflexiones sobre lo tuyo, ¿de dónde viene tu vida? ¿a través de quienes pasó?

Yo la recibí gracias a Juanita y Perfecto, mis padres, a través de los cuales recibí la vida, y después de bastante trabajo, hoy puedo decir que los veo, los reconozco tal como son, sin pretender cambiarlos y de ellos tomo la vida al precio que ellos pagaron, y que yo he pagado ahora.

A Juanita y Perfecto: Gracias mami y papi, por la vida que me dieron!!!

A tus padres gracias!!! ellos hicieron posible que ahora estés leyendo estas letras...

A todos los padres que decidieron y deciden por encima de las circunstancias pasar la vida... A los hijos que la toman sin juzgar...

Honrarla, implica aún más de nosotros, honrar la vida, implica honrar a esos hombres y mujeres, a todos los que pertenecen al Alma de cada familia, implica honrar sus limitaciones como fueron, sin juicio, y llevarlos con amor dentro de nosotros.

A la vida no le importa si fueron buenos o malos, a la vida solo le importa más vida...
¿Qué es para ti honrar la vida?

Un abrazo del Alma
Zhair
Docente, especialista en dificultad para el aprendizaje
Consteladora familiar
email: hepacafes@gmail.com

miércoles, 20 de junio de 2007

Bien venid@s

Hola, si, es contigo, éste hola es para ti, y va con mis más sinceros saludos que te dicen que te veo, y que estoy aqui para ti. Este es un espacio para todos, para ti, para mi, para ellos, para nosotros, para el Alma, para crecer, para curar, para desaprender y aprender de nuevo, para preguntar, para servirle a la vida, para vivirla.

Espero que éste blog te sea útil en algún contexto de tu vida, mi intención es exponer lo que para mi significa la vida y un cómo vivirla. De ti depende la tuya y tus dinámicas. Y si en algo resuena tu corazón con el mío, o si no lo hace, esta bien para mi, pues no somos iguales, tampoco diferentes, nuestros moldes se rompieron al nacer en la familia en la que nacimos, somos únicos e irrepetibles, solo nos complementamos: Lo que no tengo yo, lo tienes tu.

Gracias a mi hermano menor Juan Carlos,
(http://www.jcmarre.blogspot.com/) que me hizo saber que es fácil y divertido crear un blog, insistiendo en que tenemos vena escritora, soy su fans en los comentarios y me siento orgullosa de él, por arriesgarse, por exponerse y exponer sus trascendencias que la vida le pone como su propio destino.

Gracias a los que estando en mis cursos, formaciones y talleres, leen lo que escribo e insisten una y otra vez que lo convierta en libro, éste es el primer paso, un paso prometido y com-prometido con la vida que sigue su camino, a la que el recuerdo le importa para que trascienda, se trasmute y se transforme en más vida...

Los temas son variados, y tienen que ver conmigo, con mi propio crecimiento personal y profesional, las técnicas, terapias, actividades que puedo proponerte, solo son aquellas que por propia experiencia me sirvieron para traspasar el muro de mis limitaciones personales.

Aqui escribo mis vivencias, mis reflexiones, una forma de escribir para sanar, lo que queda pendiente, lo que se fué, lo que viene o lo que no llega, en fin, lo que la Vida trae como destino. Así que disfruta la lectura, sin juicio, sin intención, sin amor artificial, sin miedo, sin memoria. Solo es mi camino, el que he transitado y que aún se diseña, sin totalidades. Lo que pude escribir en el 2007, puede que no esté vigente ahora, soy un ser humano en construcción.


¿Porqué para sanar? porque de alguna manera todos tenemos duelos pendientes, no solo de los muertos, sino de las relaciones que se quedaron en un tintero... "desas" que a veces duelen cuando las recordamos.

Descubrí así un día que los problemas son solo experiencias de aprendizaje... y hace ya unos años me di cuenta de mi tintero y los símbolos que he dibujado en todos estos años

Un abrazo del Alma, un abrazo consentido
Zhair

Docente, especialista en dificultad para el aprendizaje
Consteladora familiar
email: hepacafes@gmail.com


El Viaje del Hèroe dentro de nosotros

Tomado desde la web... El viaje del Héroe , conocido como monomito, es un esquema narrativo ideado por Joseph Campbell (1904-1987), un profe...